La coalición con Ciudadanos y el PP de Casado vuelve a dificultar a Esparza la defensa del autogobierno

Barkos considera que es “laminar” el Fuero que Navarra Suma quiera la competencia de Tráfico para no ejercerla

09.02.2020 | 10:21

pamplona - El nuevo posicionamiento de UPN sobre el Convenio y el margen de Navarra para asumir nuevas competencias se adueñó de un bloque sobre autogobierno que arrancó interrogando a Buil por la transitoria cuarta -"A mí no me molesta, y opino como Del Burgo: es algo que se elegiría en Navarra, en referéndum, y no en un despacho", zanjó-; a Bakartxo Ruiz por si su partido sigue pidiendo la autodeterminación -"Somos soberanistas y creemos que Navarra tiene que poder tomar sus propias decisiones"-; y a Barkos sobre si la mejor relación con las diputaciones vascas puede entenderse como una aproximación a la anexión -"Me lo llevan diciendo 15 años y me sigue pareciendo ridículo: queremos más autogobierno para hacer de nuestra responsabilidad la mejora en los servicios"-. El rifirrafe comenzó cuando Barkos dijo que el apartado del programa de Navarra Suma correspondiente al Convenio está escrito por Ciudadanos, que quiere que sea la Airef la que fije la cantidad de millones que debe pagar Navarra al Estado. "¿Es el mismo sistema que la Lofca, que decía que Navarra debía cientos de millones?", preguntó Barkos. "No insista, nadie se cree que vayamos a votar contra el Convenio", se revolvió Esparza, incómodo con este tema desde que firmó el pacto con Ciudadanos y al día siguiente Luis Garicano y otros altos cargos del partido dijeron que ellos en realidad lo que quieren es eliminar el Convenio. "Percibo cierto revisionismo por parte de UPN", añadió Chivite. Ruiz fue más allá: "Entiendo que Esparza tiene un papel complicado, porque es el portavoz de Ciudadanos, un partido que cuestiona a diario el autogobierno". Y Buil consideró que si para algo sirve el autogobierno es para ponerlo al servicio de lo social.

tráfico para la policía foral La otra polémica en torno al autogobierno tuvo que ver con el traspaso de Tráfico a la Policía Foral, prometido por Sánchez el 31 de octubre y todavía pendiente.

Barkos la reclamó, pidió a Sánchez que lo lleve a cabo y preguntó a Esparza si él lo defiende. "Sí, pero quiero la competencia para compartirla entre Policía Foral y Guardia Civil, porque no me sobra ni un policía", reflexionó. "Es inadmisible que Esparza diga que quiere la competencia para que no la ejerza la Policía Foral, es laminar el autogobierno", contestó Barkos. Chivite hizo un poco de portavoz: dijo que la competencia está en marcha, pero que diversos problemas (desde lo complejo de la operación y la situación de gobierno en funciones) han impedido que sea una realidad. "Pero no tengo duda de que Sánchez cumplirá su palabra", zanjó. - A.I.R.