Navarra Suma gana en 18 de los 22 municipios de la Ribera

Alcanzó 23.051 votos, mientas que el PSN subió hasta los 15.994, venciendo en Arguedas, Cabanillas, Ribaforada y Valtierra

09.02.2020 | 11:58

tudela - La unión de los tres partidos de derechas, Navarra Suma, arrasó el domingo en la Ribera venciendo en 18 de los 22 municipios, algo que no sucedía desde el año 2007, siendo el partido más votado con 23.051 votos, algo más de 7.000 votos más que los que logró el PSN de María Chivite (15.994). De esta manera, al contrario de lo que sucedió hace cuatro años, la Ribera ha girado hacia la derecha drásticamente y eso se ha notado en todos los resultados. Solo en auténticos feudos socialistas como Arguedas, Ribaforada, Valtierra y Cabanillas los socialistas se han impuesto, si bien han caído derrotados en otros como en Milagro (localidad de Santos Cerdán) o Murchante. Por su parte Navarra Suma (UPN, PPN y Ciudadanos) ha logrado triunfos arrolladores en las urnas sepias para el Parlamento como en Tudela donde consiguen más de la mitad de los sufragios (el 50,6%) con 8.515 votos, cuando en 2015 se quedaron en 6.873 (uniendo los apoyos que tuvo UPN -4.707-, PPN -1.284- y Ciudadanos -882-). Estas cifras evidencian que la candidatura que encabezaba Javier Esparza ha atraído a sus urnas a casi la totalidad de los apoyos que tuvo Vox hace un mes ya que la formación de ultra derecha ha pasado en la Ribera de 4.566 a 924.

Junto a el tripartito de derechas, los socialistas son los únicos que han mejorado sus resultados en casi 3.000 apoyos más, pasando de los 13.035 que lograron en 2015 a los 15.994 de esta cita electoral.

El resto de formaciones han perdido votos en mayor o menor medida en una cita electoral que deja para las derechas un amplio dominio en la Ribera. Así, Geroa Bai es el que menos perjudicado ha salido ya que el pasado domingo perdió menos de 100 votos ya que logró 2.328, siendo la tercera fuerza en la zona, frente a los 2.415 de la anterior cita. Justo detrás se encuentra Izquierda-Ezkerra. En la Ribera esta coalición no ha sufrido tanto la pérdida de votos ya que de los 2.339 que logró apenas ha perdido en esta ocasión 200 apoyos, quedándose en 2.115.

Tras ellos, la caída de Podemos muestra la debacle que ha sufrido a todos los niveles ya que si hace cuatro años fue la tercera fuerza con 6.090 votos, ahora se quedaron en 1.962. Pese a tener un nicho de votos muy fiel, EH Bildu también ha sufrido un retroceso pasando de los 1.505 de los anteriores comicios a los 1.230 actuales. Por detrás , como última fuerza, ha quedado Vox, cuya formación ha visto como 3.600 apoyos desaparecían al pasar de 4.566 a 924, muchos de los cuales han acabado en Navarra Suma. - Fermín Pérez-Nievas