Cs, Vox y PP, juntos contra la investidura de Pedro Sánchez

Santiago Abascal y Pablo Casado aseguran que no se abstendrá para facilitar un nuevo Gobierno

09.02.2020 | 18:02
El presidente de Vox, Santiago Abascal.

pamplona - La presencia de diputados de Vox en las mesas de las comisiones parlamentarias va camino de provocar en el Congreso un nuevo enfrentamiento entre PSOE y Unidas Podemos, por una parte, y PP y Ciudadanos, por otra, debido a la intención de los socialistas de vetarla y a las reticencias que ello supone en las direcciones de los grupos del centroderecha.

Si faltaba alguien por hablar en este intento de investidura era Santiago Abascal. El líder del partido ultraderechista Vox se mantiene en la línea de Ciudadanos y el PP y cree que "se va a producir" la investidura de Pedro Sánchez en julio y que "va a contar con los apoyos de la extrema izquierda, que es Podemos, y de las fuerzas separatistas". Abascal incidió en que Vox no colaborará con la abstención "a blanquear" a Sánchez "ni a reforzar el mensaje de que puede gobernar mejor sin el apoyo de los grupos separatistas". Una postura que comparte con Pablo Casado, quien reiteró ayer que tampoco facilitará la investidura porque "no solo lideramos la oposición, sino que somos la alternativa al Partido Socialista en España". Decisión que también ha tomado el partido de Albert Rivera, que asegura que no se abstendrá.

Estas palabras continúan situando en la misma sintonía a los partidos de la derecha, que a pesar de sus intentos por disfrazar su acercamiento y pactos con el ultraderechista Vox, sus decisiones y acciones les mantienen unidos. En referencia a los pactos con PP y Ciudadanos, Abascal señaló que donde no haya acuerdo Vox "va a estar en la oposición". "Evidentemente donde no cuenten con nosotros estaremos en la oposición. Desde luego, haciendo una oposición responsable", sentenció. Las tres formaciones ultiman sus gobiernos de coalición a nivel local y autonómico.

sin acuerdos Las comisiones parlamentarias encargadas de desarrollar en gran medida la función legislativa y el papel de control al Gobierno no están constituidas, y todo apunta a que pasarán varias semanas más sin estar formadas como consecuencia de la falta de apoyos a la investidura de Pedro Sánchez. No obstante, los principales grupos han efectuado una serie de contactos al respecto. Por un lado, ha habido conversaciones acerca de cuál debería ser el momento adecuado para constituir las comisiones si se sigue alargando la vida del Gobierno en funciones actual. PP y Cs no quieren esperar, pero el PSOE y Unidas Podemos prefieren que no haya prisas.

Por otro, se ha hablado superficialmente del número de integrantes de las comisiones. Fuentes de los tres principales grupos parlamentarios reconocen que fijar esta composición en 37 diputados, como en la legislatura anterior, es la opción más razonable, pero la decisión no está tomada porque no se ha producido ningún acuerdo. Un aspecto que sí se ha tratado, tal y como han confirmado las fuentes consultadas, es la presencia de los diputados de Vox en las mesas de las comisiones, es decir, en los órganos que se encargan de gestionarlas.

La dirección del PSOE ha advertido a las del PP y Cs de que no aceptará ninguna propuesta que incluya a representantes de la formación de Santiago Abascal. Tanto los populares como Ciudadanos han respondido que la pretensión de veto no les parece bien; de "sectarismo" la han tildado en la formación naranja, y así se lo han comunicado a la dirección del grupo socialista. Sin embargo, el PSOE ha dejado un mensaje claro y no piensa ceder, hasta el punto de que si PP y Cs abogan por contar con Vox, aunque sea en alguna secretaría de mesa, llevarán el disenso a la Mesa que preside Meritxell Batet para que decida mediante votación. Socialistas y Unidas Podemos son mayoría aquí. - D.N.

mociones de censura

vox amenaza a sus aliados

La ultraderecha exige. Son muchas las ciudades en las que PP y Cs deben lograr un acuerdo con Vox. La Comunidad de Madrid es un lugar clave. La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, anunció la ruptura de negociaciones con el PP por los incumplimientos en el Ayuntamiento. Este debate también llega a otras provincias como Granada, donde la diputada del partido por la provincia y secretaria general de la formación en el Congreso, Macarena Olona, también exigía la presencia de su partido. "Vox debe entrar en el gobierno en proporción a su representación. El incumplimiento de este acuerdo supondrá que promovamos una moción de censura de inmediato", llegó a amenazar Olona.