toma de posesiÓn del nuevo gobierno javier remírez apesteguía consejero de presidencia, igualdad, función pública e interior

“Inmediatamente nos pondremos a trabajar sobre Tráfico con el Gobierno central”

El vicepresidente primero asume que desencallar el traspaso de la competencia es una de las prioridades

09.02.2020 | 23:27
De izquierda a derecha: Asun Apesteguía (madre), Francisco Javier Remírez (padre), Erika Pérez (esposa), Claudia Remírez (hija), Javier Remírez, Uribe Pérez (cuñado), María Jesús Soria (suegra) y Luis Pérez (suegro).

ficha personal

Fecha y lugar de nacimiento. Nacido el 5 de abril de 1975 en Pamplona.

Trayectoria. Licenciado en Derecho y especialista en Recursos Humanos, ha trabajado sobre todo en las áreas del derecho del trabajo y la Seguridad Social. Miembro de la Ejecutiva del PSN desde 2010.

pamplona - Javier Remírez Apesteguía será uno de los hombres fuertes dentro del Gobierno de María Chivite. Será el vicepresidente primero del Ejecutivo y, de momento, también el portavoz. Pero además hereda de María José Beaumont un carterón, como es el de Presidencia, Función Pública, Interior, y además se le suma el área de Igualdad y la coordinación de la comunicación. Dentro de sus competencias queda todo lo relativo al ámbito competencial de Navarra, la negociación de las competencias, la interlocución con todo el funcionariado navarro, la dirección de la Policía Foral, los bomberos... una buena cantidad de curro que ya está llamando a su puerta.

En su primera intervención, brevísima y tras pasar el primero por la foto, asumió que desencallar el traspaso de la competencia de Tráfico y Seguridad Vial en exclusividad para la Policía Foral -prometida por Sánchez a Barkos en octubre de 2018, pero todavía sin resolver- es una de las tareas pendientes. "Nos pondremos inmediatamente al trabajo junto con el Gobierno de España para poder solucionar esa situación", zanjó, poco después de asegurar que en "próximas fechas" podrá anunciar las prioridades de un departamento cuyo traspaso de poderes agradeció expresamente a Beaumont. Ya aprobada, lo que queda hacer con la ley de la Policía Foral es desarrollarla reglamentariamente, "algo que se tiene que hacer con el máximo consenso posible con todos los agentes implicados, también el cuerpo policial", aseguró.

Por lo demás, dijo que arranca con "con muchísima ilusión y ganas de trabajar en el acuerdo programático" para hacer una Navarra "cada día más progresista, más solidaria, con convivencia más intensa, y donde el autogobierno sea cada vez más fuerte con un proyecto de unidad solidaria con el conjunto de España". - A.I.R.