El PSN y Geroa Bai exigen a UPN que apueste por el fomento de la convivencia

Rechazan los insultos contra miembros del Gobierno foral en el homenaje a Francisco Casanova, víctima de ETA

09.02.2020 | 23:47
En primer plano, Ana Ollo y María Chivite ante el monolito a Francisco Casanova.

PAMPLONA - El PSN pidió ayer a UPN que "abandone la deriva extremista y radical en la que se ha instalado y apueste por la convivencia, como hacen los socialistas y como hace el Gobierno de Navarra". Y reclamó que "dejen de utilizar una materia tan sensible políticamente porque es una irresponsabilidad".

Los socialistas criticaron lo ocurrido el viernes en Berriozar, durante el homenaje a la víctima de ETA Francisco Casanova, donde "se insultó a la presidenta de Navarra y se sucedieron escenas de tensión impropias del respeto que merece".

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, manifestó que "ya basta de echar leña al fuego de los odios y de jugar con la convivencia como herramienta política, algo que está haciendo UPN y que, como se ha demostrado, lo que hace es alimentar a grupos de exaltados".

Alzórriz afirmó que "los socialistas estamos donde siempre hemos estado. Con las víctimas del terrorismo y en contra de actos que no contribuyen a la convivencia, como los que estos días se van a vivir en localidades como Etxarri Aranatz y Alsasua, porque, más allá de la libertad de expresión, los pilares de un Estado Democrático se merecen respeto". El dirigente socialista remarcó que UPN "debería dejar de utilizar estas cuestiones contra el PSN-PSOE y contra el Gobierno de Navarra, que, como sabe esa formación, no puede prohibir actos de ese tipo. Lo que hará este gobierno es velar por la seguridad y el respeto a la ley, y actuar en consecuencia si se vulneran esos principios", subrayó.

"Eso lo sabe UPN pero intenta engañar a la sociedad porque no asume que la ciudadanía ha apostado por un gobierno de progreso y plural, perfectamente legítimo democrática y socialmente, y que a ellos les ha situado en la oposición".

Alzórriz indicó que UPN "no debería competir en fondo y forma con la extrema derecha sino situarse en la moderación y el sentido común, que es donde está la gran mayoría de la ciudadanía. Y ya está tardando en salir públicamente a rechazar los insultos y actitudes que se vivieron contra la presidenta del Gobierno", concluyó.

También Geroa Bai rechazó los insultos a los miembros del Gobierno de Navarra que acudieron al acto de homenaje a Francisco Casanova, y expresó su compromiso de "seguir trabajando por la memoria y la reparación de todas las víctimas de la violencia". La coalición criticó que "no es la primera vez que en este acto se suceden hechos así", y lamentó "la instrumentalización de las víctimas de ETA, que se merecen respeto, reparación y memoria y no ser utilizadas de forma partidista e irresponsable". Geroa Bai recordó que, en la anterior legislatura, el Gobierno de Barkos "creó en Navarra una dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos para llevar a cabo por primera vez políticas públicas de memoria para todas las víctimas", y remarcó que "el compromiso de seguir trabajando en esta línea se mantiene intacto".

Para la coalición, "es deber y responsabilidad de todas las formaciones políticas avanzar en materia de convivencia, dejando de lado el uso y abuso por intereses partidistas de las víctimas de ETA". Por ello, Geroa Bai pidió a Navarra Suma que "de una vez por todas, deje de lado sus propios intereses y comience a pensar en los intereses generales de la ciudadanía navarra y trabaje por fomentar la convivencia entre todas las navarras y navarros".

respuesta Frente a esta posición compartida por el PSN y Geroa Bai, salió al paso la secretaria general de UPN, Yolanda Ibáñez, que acusó al PSN de "cinismo político", "tras haber apostado por gobernar, dijo, con las fuerzas más extremas y radicales que hay, tanto en el lado de la izquierda como en el del nacionalismo". - D.N.