El Parlamento se muestra contrario a unas nuevas elecciones y aboga por un gobierno de "progreso"

10.02.2020 | 03:25
Chivite, durante un pleno del Parlamento navarro ante la mirada de los parlamentarios de Bildu.

PAMPLONA. Los portavoces parlamentarios han coincidido este lunes en mostrarse contrarios a unas nuevas elecciones generales ya que para la mayoría no supondrán una solución, por lo que han abogado por el diálogo y el acuerdo.

"Todo parece indicar que las izquierdas son incapaces de ponerse de acuerdo y nos parece una gran torpeza cuando es un tema tan serio y tan importante, pero si no se poden de acuerdo Navarra Suma está preparada para afrontar una nuevas elecciones sin ningún problema", ha afirmado como portavoz de la plataforma José Suárez, quien ha añadido que "la pena es que tengamos que sufrir la incompetencia" del presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez,

El PSN sin embargo ha expresado a través de Ramón Alzórriz su "confianza plena" en Sánchez y en la dirección federal del PSOE, aunque también ha admitido que "lo positivo para España es un gobierno progresista liderado por Sánchez", algo que el PSN ha "traslado" al PSOE, por lo que ahora "esperamos y deseamos que sea posible"."El nubarrón principal es la situación misma, que no se haya conseguido con el mandato de la ciudadanía un acuerdo.

El siguiente que parece evidente es que unas nuevas elecciones no van a solventar la necesidad de encontrarse entre diferentes para un acuerdo progresista, como sí se ha hecho en Navarra y otras comunidades", ha subrayado la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos.

Y ha añadido ha comentado que los gobiernos de concentración se explican "cuando hay incapacidad numérica para conformar mayoría, no incapacidad política".Desde EH Buldi el objetivo es "impedir que las derechas gobiernen", ha señalado Adolfo Araiz, y por eso ha advertido de que "el adelanto electoral es jugar con fuego, podemos estar a las puertas de una involución que algunos tendrán que explicar" cuando "ahora es posible impedir que la derecha gobierno, hay mayoría para ello", y ha agregado alertado además de las consecuencias que para Navarra podría tener un cambio de color político en el gobierno central.

"Desde Podemos más ofertas ya no se pueden hacer", ha subrayado por su parte Mikel Buil, quien ha admitido que, pese al trabajo previo hecho para un cuerdo presupuestario, empezar ahora la negociación por los cargos "me temo que eso ha sido parte de la dificultad", a la que ha sumado "manipulaciones de documentos" y la incidencia de los medios en la propia negociación".

Sin embargo, ha aseverado, "ahora lo importante es que se asuma que hay cinco fuerzas representando a la ciudadanía y de derechas o izquierdas habrá un gobierno de coalición", línea en el que Podemos Navarra "hemos trabajado y me consta que el PSN también".En la misma dirección se ha pronunciado la portavoz de I-E, Marisa de Simón, quien ha aseverado que "no debe haber una repetición electoral" porque "es posible un gobierno alternativo a las derechas, lo que no implica ser partícipe o no" del mismo.Sin embargo, ha puntualizado, "dudo mucho que las intenciones del PSOE sean esta posibilidad, todo indica que no tiene ningún interés", por lo que ha confiado en que "la presión social y política le haga reconsiderar su posición" y cerrar un acuerdo programático,ya que "no se puede reglar una investidura sin un compromiso".