2.000 cargos crean un organismo para impulsar la autodeterminación

La Asamblea de Cargos Electos nace para avivar el soberanismo al margen del Govern y el Parlament

10.02.2020 | 11:50
Torra, entre los asistentes al cónclave de cargos de JxCat, ERC y CUP en el que defendió trabajar por la autodeterminación.

barcelona - La denominada Asamblea de Cargos Electos, creada ayer como un organismo que reúne a cargos soberanistas al margen de las instituciones oficiales, aprobó un manifiesto en que rechaza la sentencia del procés, exige amnistía y diálogo, y trabajar por la autodeterminación. Unos 2.000 electos, entre concejales, alcaldes, diputados y senadores principalmente de JxCat, ERC y CUP, respondieron a la llamada del Consejo por la República del expresident Carles Puigdemont y llenaron el auditorio del Palacio de Congresos.

Esta asamblea es un organismo no oficial que se ha impulsado desde el denominado Consejo por la República para responder a la sentencia del procés y seguir con la hoja de ruta soberanista, sin los condicionantes del ordenamiento jurídico que sí tienen, en cambio, las instituciones oficiales de Cataluña.

Un cónclave que ha servido para responder a la sentencia del procés y para retomar la senda soberanista, tras unas semanas de protestas en las calles y la polémica por la actuación de los Mossos d'Esquadra, lo que llevó a algunos de los asistentes entre el público a pedir la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch.

El conseller no estaba en el Palacio de Congresos, pero sí el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y otros miembros del Govern, además del presidente del Parlament, Roger Torrent,

A través de videoconferencia, Puigdemont apeló a "retomar la iniciativa" para lograr el objetivo de la república, con una agenda "propia" soberanista y no la del "Estado represor", sin esperar así la "imposible conjunción astral" de que haya un Gobierno que quiera negociar.

También saludó a los asistentes la expresidenta del Parlament Carme Forcadell mediante una carta leída en la que denunció "un juicio político con voluntad de escarmiento" y pidió que el movimiento independentista "no se aparte de no violencia".

Los electos aprobaron un manifiesto de cinco puntos que rechaza en primer lugar la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del procés. También pide la amnistía, se exige "la libertad de los presos y el retorno de los exiliados" y "el cese de la represión judicial, política, social, económica y policial", y se apoya "la movilización popular y la defensa de la soberanía de las instituciones catalanas". En el texto, la asamblea reclama diálogo al Estado "y una mesa de negociación que retorne el conflicto a la política", al mismo tiempo que apela "a la mediación internacional para conseguir este objetivo", y se compromete a "trabajar para la autodeterminación".

En la parte final de la reunión tomaron la palabra decenas de electos y algunos de ellos -ninguno de primera línea política- criticaron la actuación policial de los Mossos d'Esquadra, pidieron disolver la Brimo (antidisturbios) y llamaron a "cortar la Diagonal". Al finalizar el acto, en efecto, varias decenas de asistentes al acto cortaron el tráfico en la Diagonal durante unos diez minutos, aproximadamente.

En este turno de palabras también intervino la diputada de la CUP Natàlia Sànchez, que puso el acento en pedir que se "dote de contenido" esta asamblea y apostó por la "desobediencia civil en la calle, unida a la desobediencia institucional".

Entre gritos de "libertad", "independencia" y "fuera las fuerzas de ocupación", los asistentes avalaron el grupo coordinador del nuevo organismo, integrada por 14 personas entre las que se encuentran la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabaté (Guanyem), los concejales de Barcelona Elsa Artadi (JxCat) y Jordi Corones (ERC), la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (JxCat), el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo (ERC) o el del Mollerusa (Lleida), Marc Solsona (JxCat).

Sabaté pidió que de la asamblea salgan mensajes "muy contundentes" construidos desde la pluralidad y la transversalidad del independentismo.

La exalcaldesa de Badalona subrayó que la asamblea es un organismo "autofinanciado" y explicó que los 10 euros que pagó cada asistente se han destinado íntegramente al alquiler del Palacio de Congresos. - D.N.