Remírez valora que el preacuerdo con EH Bildu para aprobar las Cuentas se ciñe a lo social y económico

"Navarra Suma está más alineada en un discurso de extrema derecha. Les esperamos en la vía del diálogo"

21.01.2020 | 13:22
Javier Remírez, vicepresidente del Gobierno de Navarra

PAMPLONA. El vicepresidente del Gobierno, Javier Remírez, ha valorado como una "buena noticia, que da estabilidad" el preacuerdo alcanzado en torno a los Presupuestos 2020 con EH Bildu y que, ha subrayado, se ciñe "estrictamente" a los ámbitos social y económico, sin entrar en cuestiones identitarias.

En declaraciones a los periodistas, ha puesto en valor ese preacuerdo que va a posibilitar la aprobación de los Presupuestos y afrontar los retos como Comunidad Foral "en términos de progreso económico, derechos de la ciudadanía, cohesión social y territorial e igualdad entre hombres y mujeres".

"Es una buena noticia que da estabilidad al conjunto de la población, al Gobierno" y que posibilita que "Navarra avance", ha remarcado, tras lo que ha mostrado su deseo de que se ratifique en el trámite presupuestario de forma que se puedan aprobar los Presupuestos a finales de febrero.

Sus socios de Gobierno han sido "puntualmente informados" de estas negociaciones, según Remírez, quien ha manifestado que tener Presupuestos es un "objetivo político", un "logro positivo" no solo para el Gobierno y quienes lo apoyan, sino "para toda la ciudadanía". En ese sentido ha dicho que cree que "muchos votantes de Navarra Suma" celebran que haya acuerdos, que haya estabilidad.

Remírez ha hablado de un "éxito colectivo" y ha resaltado la voluntad de acordar de las partes, lo que ha hecho que no haya habido grandes discrepancias en el fondo. Las dificultades, ha añadido, derivan de la financiación, una cuestión que están estudiando.

En este sentido ha comentado que están estudiando el aumento del techo de gasto y ha avanzado que "lógicamente se moverá como ha sucedido en gobiernos anteriores de todos los colores", dependerá de las enmiendas que se pongan encima de la mesa.

En cuanto a la negociación, que ha desligado de la abstención de EH Bildu en la investidura de Pedro Sánchez, ha remarcado que las reivindicaciones de EH Bildu se han ceñido "estrictamente al ámbito social y económico", tras lo que ha subrayado que las partes han hecho un gran esfuerzo, conscientes de los límites existentes y con voluntad de acuerdo, por lo que no se han puesto sobre la mesa asuntos sobre los que no es posible abordar.

"Son cuestiones fácilmente acordables desde una visión progresista, de izquierda, de cohesión social, de mejora de los servicios de la ciudadanía, no hablamos de cuestiones identitarias", ha puntualizado.

Remírez ha incidido en que se ha negociado con quien ha puesto propuestas sobre la mesa y en ese sentido ha recordado que, a petición de la presidenta, se remitió una carta a los grupos políticos de la oposición, Navarra Suma y EH Bildu, tanto en la cuestión fiscal como presupuestaria, en la primera se han integrado aportaciones de ambos y en la presupuestaria "solo se ha hablado con los que han hecho propuestas concretas", con EH Bildu, ha agregado.

En relación con Navarra Suma ha comentado que siguen teniendo "la mano tendida", pero "desgraciadamente", ha agregado han visto que "cada vez está más alineada con un discurso más extremistas, el ejemplo ayer cuando votó en contra del Pin parental".

"Navarra Suma está más alineada en un discurso de extrema derecha, sin decir que es una formación de extrema derecha que no lo es. Les esperamos en la vía del diálogo, la moderación y el acuerdo, esperamos que reflexionen y se unan para avanzar, pero Navarra tiene que avanzar y no puede esperar a que NA+ se ponga en orden en si mismo", ha concluido.