Grupos afines a UPN convierten el acto por las víctimas de ETA en un mitin contra el Gobierno foral

Ningún miembro del Gobierno acude a una concentración de claras motivaciones políticas y cada vez más excluyente

17.02.2020 | 00:48
Dos representantes de Anvite hacen la ofrenda floral ante el monolito a las víctimas del terrorismo junto al orador del acto, Eduardo López Dóriga, de la Fundación por la Tolerancia.

pamplona – Una año más, y ya van cinco, organizaciones políticas vinculadas a UPN –y en menor medida también Vox– volvieron a convertir ayer el acto en memoria de las víctimas de ETA en un mitin contra el Gobierno de Navarra. Esta vez sin embargo las habituales críticas a los partidos nacionalistas giraron hacia el PSN y el PSOE, que recibieron duros calificativos por las asociaciones convocantes, que hablaron en nombre de las víctimas de ETA pese a que la gran mayoría son colectivos de carácter meramente político. De las nueve que firmaban la convocatoria, solo Anvite y la Fundación Tomás Caballero tienen vínculo directo con las víctimas de ETA.

El tono del acto fue coherente con el de años anteriores, cada vez más fagocitado por las fuerzas de la derecha, y cada vez más excluyente. Y el resultado fue evidente. Ningún miembro del Gobierno foral acudió a la cita. Ni la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, que tradicionalmente había venido participando pese a los duros reproches, ni tampoco el directo general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza. Tampoco estuvo el delegado del Gobierno ni el máximo mando de la Guardia Civil, que sí habían acudido en años anteriores. Esta vez tampoco hubo representación de Geroa Bai, habitual en estos actos, mientras que el PSN optó por enviar una delegación de perfil bajo con dos de sus parlamentarios que se situaron en última fila. Aunque el malestar era evidente, ni el Gobierno ni los socialistas quisieron valorar para las acusaciones y evitaron la polémica,

Bajo el paraguas de las víctimas de ETA, colectivos que poco o nada tienen que ver con las víctimas más allá de una afinidad ideológica han acabado convirtiendo el día de la memoria en una jornada de agitación política con claros fines partidistas. Incluso en Anvite, la asociación de víctimas creada por dirigentes de UPN mediante una escisión de la AVT para confrontar con el Gobierno foral en la pasada legislatura, empiezan a surgir voces discrepantes con esta deriva. Alguno de ellos evitó la foto ayer.

Un mitin político  El acto de ayer, que reunió a cerca de 200 personas en la plaza de Baluarte de Pamplona, volvió a quedar capitalizado por Navarra Suma, que situó a las principales figuras de UPN, PP y Ciudadanos en primera fila, donde se dejaron ver dos banderas españolas y ninguna de Navarra. En primera fila también una pancarta de Anvite sostenida por miembros de la asociación vinculados a UPN, como María Caballero o Miguel Ángel Ruiz de Langarica.

Junto a ellos, asociaciones y colectivo creados como respuesta al cambio de Gobierno de 2015 sin representantes conocidos, otros de larga tradición antivasquista como Libertad Ya o Vecinos de Paz, o directamente exportados de Cataluña y sin implantación en Navarra, como la Asociación por la Tolerancia. Curiosamente, el presidente de esta última, el catalán Eduardo López Dóriga, fue el encargado leer ayer un duro comunicado en el que se arremetió sin matices contra los gobiernos de Navarra y de Madrid, y contra todos los partidos con representación parlamentaria menos, lógicamente, Navarra Suma.

El acto tiene su origen en una declaración aprobada por UPN y PSN en el Parlamento de Navarra e la que se fija el 11 de febrero como el Día de la Memoria para denunciar los "actos de genocidio cometidos por la izquierda abertzale y su brazo armado ETA". Así que la primera crítica ayer volvió a ser para quienes "aún no han mostrado arrepentimiento alguno por ese genocidio".

A partir de ahí, el foco de la embestida se fue ampliando progresivamente. Primero contra "quienes sí han sido habituales en este acto" y "con su silencio cómplice y con el objetivo de anexionarse Navarra recogieron nueces". "Esos cuyos verdaderos jefes en la CAV negocian directamente con el Gobierno de España para expulsar a la Guardia Civil", censuró el portavoz del acto, que aprovechó para rechazar el traspaso de la competencia de Tráfico a Navarra y dar su apoyo a la Guardia Civil. "Queremos seguir teniéndolos aquí", reclamó.

Pero el objetivo ayer no eran ni EH Bildu ni Geroa Bai, sino "aquellos que teniendo compañeros que sufrieron los zarpazos de ETA han mentido sobre sus verdaderas intenciones para alcanzar al poder". Y ahí incluyen tanto a Pedro Sánchez como a María Chivite. "¿Cómo pueden ser capaces de mantener la mirada sin agachar la cabeza ante los ojos dignos de los Pagaza, de los Múgica y de todos los familiares de las casi 1.000 víctimas, muchas de ellas hoy entre nosotros? ¿Para qué habrán servido sus muertes si ustedes se convierten en cómplices necesarios para el blanqueamiento de sus asesinos?", preguntó el orador catalán, que advirtió de que "humillar a las víctimas blanqueando a los cómplices de sus asesinatos es incompatible con participar en este acto". O conmingo o contra mí. En su particular batalla política estos grupos no admiten matices. Sobre todo si esos matices valen un gobierno.

"Chivite es cómplice necesaria para blanquear a los asesinos de Múgica y Pagazaurtundua"

Eduardo López Dóriga

Fundación por la Tolerancia

LA REACCIÓN DEL GOBIERNO FORAL

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha manifestado este lunes, tras no acudir una representación del Ejecutivo al acto de este domingo en Pamplona en recuerdo a las víctimas de ETA, que la convocatoria previa de este acto tenía "un fuerte componente de crítica política al Gobierno de Navarra" y que por ello "entendimos que nuestra presencia podía restar más que sumar".

 
A preguntas de los periodistas al término de una rueda de prensa, Remírez ha indicado que "las víctimas del terrorismo cuentan con todo nuestro cariño, nuestra solidaridad y nuestro apoyo como Gobierno de Navarra" y ha afirmado que el Ejecutivo foral "está trabajando en esta materia con las víctimas del terrorismo, con los colectivos que las representan, en buena línea".
 
Ha precisado así que trabajan en la línea de "reivindicar la memoria de ese valor social y colectivo que son las víctimas del terrorismo, así como trabajar en un relato fidedigno de todo lo ocurrido, en concreto, con el objetivo estratégico del Gobierno con las nuevas generaciones acerca de lo que supusieron aquellos años duros para que no se repitan en el futuro".
 
Javier Remírez ha señalado que respetan los distintos posicionamientos tras la concentración de este domingo, pero ha manifestado que "la convocatoria previa de este acto tenía un fuerte componente de crítica política al Gobierno de Navarra". "Y nosotros vamos a los actos para sumar y se entendió que la convocatoria previa tenía un componente fuertemente político, incluso trascendiendo a la situación de las víctimas del terrorismo, y por tanto el Gobierno de Navarra consideró más oportuno en este caso no estar presente en la misma para tratar de sumar y de que los actos de las víctimas del terrorismo sean un espacio de encuentro y no de conflicto", ha manifestado.
 
El consejero ha insistido en "la fuerte carga política de la convocatoria previa" del acto de este domingo, "criticando la posición política del Gobierno de Navarra y también decisiones concretas como puede ser la asunción de la competencia de tráfico". "Entendimos que nuestra presencia podía restar más que sumar y, desde la consideración a las víctimas del terrorismo y el apoyo que merecen por nuestra parte, entendimos que lo mejor para preservar la memoria de las víctimas del terrorismo es ir a los actos para sumar y no para crear situaciones de conflicto", ha dicho.

Según ha expuesto Remírez, "esto no marca la posición del Gobierno de Navarra para otro tipo de actos". "Nos quedamos con un mensaje en positivo; nosotros trabajamos con todos los colectivos de víctimas de terrorismo, trabajamos en buena lid, precisamente para salvaguardar la memoria de las mismas", ha comentado.