La Fiscalía sospecha que el Gobierno del PP encargó espiar a Podemos

La Policía localizó referencias al informe PISA entre los documentos hallados en casa de Villarejo

29.02.2020 | 01:45
El excomisario José Manuel Villarejo.

pamplona – La Fiscalía Anticorrupción sospecha que el comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, participó en la elaboración y difusión del llamado informe PISA (acrónimo de Pablo Iglesias S.A), un falso documento policial sobre las finanzas de Podemos utilizado en la guerra sucia contra la formación, y que se elaboró por encargo de altos cargos del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz. En un interrogatorio a Villarejo el 28 de marzo de 2019 uno de los fiscales le llega a preguntar al policía si ese documento apócrifo se elaboró por "orden del Ministerio del Interior", según informó el diario El País.

Los fiscales también se interesaron sobre si la idea del informe sobre Iglesias partió del entonces director adjunto operativo de la Policía, el comisario Eugenio Pino, colocado por el Gobierno de Mariano Rajoy; de Ignacio Cosidó, en ese momento director general de la Policía Nacional y posterior portavoz de los populares en el Senado; o de Francisco Martínez, entonces secretario de Estado de Seguridad y exdiputado de los conservadores.

"El señor (José Ángel Fuentes) Gago –un inspector jefe vinculado a la llamada brigada política, el grupo de policías dedicado al espionaje de los rivales políticos del PP también conocido como brigada patriótica, e imputado por el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas– me dijo que se lo ordenó Cosidó", responde Villarejo, que se desentiende inmediatamente del documento y dice que se enteró por la prensa de su contenido. Otro mando policial, el comisario Enrique García Castaño, imputado en otras piezas del sumario, señaló ante el juez meses después a otro presunto integrante de este grupo policial, el también comisario Andrés Gómez Gordo, como autor del mismo.

En octubre de 2018, cinco meses antes de que se abriera en el caso Villarejo una pieza separada sobre el presunto espionaje a Iglesias, el juez dedicado entonces a investigar las maniobras del comisario ya encargó a la Policía rastrear entre sus papeles cualquier archivo referido al informe PISA. Los investigadores de la unidad de Asuntos Internos le remitieron un escrito donde detallaban que, efectivamente, habían localizado archivos que hacían "referencia" al informe bajo sospecha y que se los enviaban para incorporarlos a un sumario. Ese hilo sirvió a la Fiscalía para buscar más vínculos con la antigua cúpula del Ministerio del Interior en la época de Jorge Fernández Díaz (PP).

En el interrogatorio a Villarejo celebrado el 28 de marzo ante el actual juez instructor, Manuel García-Castellón, el ministerio público, relata el diario, se muestra muy interesado por el informe PISA. Entonces la Fiscalía ya contaba con el escrito de Asuntos Internos donde se les informaba de que en casa del comisario jubilado habían localizado "documentación" que hacía "referencia" al informe sobre Iglesias, que versa sobre la supuesta financiación irregular de la formación de izquierda y que la justicia ha rechazado de manera reiterada por su falta de "verosimilitud".

El informe de diciembre no es, además, la única referencia de Asuntos Internos al polémico informe PISA. En otro escrito policial, de mayo de 2019, los investigadores señalan al juez Manuel García-Castellón que también están buscando similitudes entre varias informaciones publicadas en enero y marzo de 2016 por El Mundo y OK Diario referidas al falso informe sobre Podemos y "los documentos obrantes en las carpetas intervenidas durante el registro" de la casa de Villarejo.

el dato

Pata mediática. En los 11 meses en los que la pieza ha estado bajo secreto, los abogados del partido han solicitado al juez imputar e interrogar a mandos policiales y periodistas. El magistrado lo rechazó con el apoyo de la Fiscalía. Este viernes, fuentes de Podemos anunciaron que volverán a pedir la imputación de Eduardo Inda, director de OK Diario, para desentrañar la "pata mediática" de la trama.