Sayas da por amortizado a Esparza y plantea recuperar las siglas de UPN desaparecidas en Navarra Suma

Presenta su candidatura a presidir el partido y destaca a Maribel García Malo como apoyo clave en su decisión

01.03.2020 | 02:33
Sergio Sayas, acompañado de Raquel Garbayo, Maribel García Malo y Lourdes Goicoechea, al inicio de su presentación.

pamplona – El diputado de Navarra Suma Sergio Sayas presentó ayer en Pamplona su candidatura a la presidencia de UPN abogando por un "cambio de liderazgo" y por "renovar la ilusión" con el objetivo de "recuperar Navarra para UPN".

Sayas se estrenó en la carrera por la presidencia de este partido en un acto desarrollado en el mismo hotel en el que el 6 de marzo de 2019, Esparza y Casado presentaron un acuerdo que empezaba a dibujar los contornos de Navarra Suma. Un año después, Sayas escenificó su paso adelante, con un mensaje que además de la consabida carga de ilusión que rodea a cualquier proceso de primarias, tuvo su carga política y sobre todo estratégica, en busca de la "recuperación de la esencia" de UPN. "No podemos permitir que una marca, que unas siglas como las de UPN se desdibujen. Las tenemos que recuperar, vayamos en coalición con otros partidos o vayamos en solitario o decidamos en cada momento lo que queramos hacer".

Sayas, que había recibido a los asistentes en la cafetería del hotel, hizo acto de presencia en los jardines para sacarse una foto de grupo con los militantes que acudieron a brindarle su apoyo, entre las que estaban personas que formaron parte de los gobiernos de Yolanda Barcina y Miguel Sanz. Sayas apareció acompañado de la parlamentaria de UPN Maribel García Malo, que optará en su candidatura a la Secretaría General del partido, así como de la ex consejera del Gobierno foral, Lourdes Goicoechea, y la parlamentaria foral Raquel Garbayo. En ese trío propulsor de su candidatura, Sayas quiso destacar el "compromiso" de García Malo, sin el que dijo que él no hubiera dado este paso.

Entre los asistentes se pudo ver a los ex consejeros Luis Zarraluqui y María Kutz, los concejales del Ayuntamiento de Pamplona, Fermín Alonso y María García-Barberena, la alcaldesa del Valle de Egüés, Amaya Larraya, o la secretaria de la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (Anvite), Paz Prieto. También acudieron miembros del partido de casi medio centenar de agrupaciones locales.

En su intervención, Sayas subrayó que presenta "un proyecto para renovar la ilusión en UPN y recuperar el Gobierno de Navarra", y aseguró que el próximo 29 de marzo, fecha del congreso de UPN, "comienza la primera etapa de un camino" para "devolver el liderazgo a esta comunidad". El candidato a la presidencia del partido considera que UPN "necesita un nuevo impulso, un cambio de liderazgo que renueve la ilusión por este proyecto". Para ello, aboga por "volver a la esencia del partido desde la recuperación de la fortaleza de las siglas y acercarnos mas a la sociedad".

Sayas se presentó como un hombre de partido. "preparado" e "ilusionado" para afrontar este reto resaltando su experiencia a lo largo de más de 20 años, tanto internamente en el partido, como en cargos públicos en el Ayuntamiento de Berriozar, el Parlamento de Navarra y, en estos momentos, como diputado en el Congreso de los Diputados.

Resaltó que su candidatura "ni es una decisión personal ni me presento en solitario, lo hago con el mejor equipo" e insistió en que "debe ser un proyecto de integración, porque necesitamos sumar", prometiendo que hará "todo lo que esté" en su mano "para que sea una candidatura que aglutine a todo el partido, porque necesitamos todo el talento y todo el compromiso para la gran tarea que tenemos por delante". Tras cinco años fuera del Gobierno de Navarra, el análisis de Sayas reclama que "el núcleo de la acción del partido debe estar en las calles", dentro de una "integración donde nadie sobre", que sea capaz de transmitir ilusión a la sociedad, y reconectar con ella sin "estar cerrados en el partido de manera endogámica".

Junto a su experiencia, destacó su "ilusión" por presidir UPN en una Navarra "orgullosa de su historia pero sobre todo comprometida con su futuro, que ha sido siempre líder de progreso y referencia para todas las comunidades", que situó en peligro con el actual Gobierno de coalición: no podemos dejar que haga perder el pulso a esta tierra".

Para Sergio Sayas "no hay partido" que defienda Navarra como Unión del Pueblo Navarro, "el paraguas bajo el que se han puesto multitud de navarros que han compartido la defensa de una Navarra foral pero orgullosa también de su pertenencia a España".

El diputado y ahora candidato aspirante dijo que UPN "nació para ser un partido de Gobierno, y liderar una Comunidad". Y volvió a emplear el verbo clave de la que va a ser su campaña: "dentro de cuatro años, o quizás antes, recuperemos el Gobierno".