Barkos ve a Esparza instalado en la irrealidad presupuestaria

Recuerda que parte de los límites se arrastran desde los últimos años de recortes de UPN

04.04.2020 | 01:30
El presidente de la Cámara, Unai Hualde, charla con la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos. Foto: Parlamento foral

pamplona – La sesión de ayer rompió definitivamente la tónica de unidad entre las fuerzas que había imperado desde el principio de la crisis. PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E se quedaron solos predicando el consenso mientras Navarra Suma se descolgó, ya desde la primera intervención –Chivite renunció a defender los decretos, ya explicados la semana pasada–, de la sintonía común. Eso movió a Uxue Barkos, portavoz de Geroa Bai, a reprochar al líder de la derecha, Javier Esparza, un cambio de prioridades en el que no se tiene en cuenta que parte de la situación actual es achacable a los años de recortes y ajustes presupuestarios de épocas pasadas.

Barkos reprochó, sobre todo, que Esparza propusiera un aumento de 30 millones en el fondo de contingencia cuando sabe que es muy difícil llevarlo a cabo. "Hay que acordar sobre lo posible, sin engañar a los ciudadanos ni engañarnos en torno a las posibilidades reales", reflexionó Barkos, que rehusó entrar en una guerra de recursos para no recordar "dónde estamos tras años de recortes". "Ir a la guerra parlamentaria es una irresponsabilidad", apuntó Barkos, sobre todo bajo el supuesto de propuestas irreales, como la enmienda de los 30 millones, "contestada por el propio Gobierno". "No hay acomodo presupuestario real para aceptarla, y el informe del Gobierno debería haber sido argumento suficiente para que usted las hubiese retirado", interpeló a Esparza. Eso le dio pie a hacer una última reflexión, teniendo en cuenta que Esparza siempre reprocha a los partidos que sustentan al Ejecutivo una cerrazón negociadora con la derecha. "Pedir lo que se sabe que no tiene posibilidades de salir adelante sí que es poner piedras en el camino a los acuerdos".

En su turno, Ainhoa Aznárez (Podemos) también se acordó de los años en los que los "macroproyectos del hormigón" marcaban la agenda, mientras los que sufrieron la crisis de 2008 son hoy "quienes ven que se les despoja de sus derechos laborales y caen en el ERTE". Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, cerró filas "con una acción de gobierno que está siendo acertada, posiblemente con errores". "Creemos que en este momento hay que cerrar filas y proponer mejoras cuando corresponde y la crítica también cuando corresponde", remarcó, antes de aclarar que el Ejecutivo foral cuenta con su "voto de confianza" en la gestión que está haciendo de la crisis.

"Esparza ha arrimado el hombro menos que otros de sus compañeros"

maría chivite

Presidenta del Gobierno de Navarra

"¿Qué quieren, que no hagamos propuestas si vemos que se están precipitando?"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma

"Hoy, ni Navarra Suma es la derechona ni EH Bildu los proetarras, ¿no?"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN

"Se puede acordar lo que se puede hacer, lo demás es engañarnos"

UXUE BARKOS

Portavoz de Geroa Bai

"El Gobierno no puede pretender que hagamos un trágala con todo lo que propone"

adolfo araiz

Portavoz de EH Bildu

"Quienes más sufrieron la crisis de 2008 son los mismos que hoy tienen ERTE"

AINHOA AZNÁREZ

Portavoz de Podemos

"Cerramos filas con el Gobierno porque creemos que afronta bien la crisis"

marisa de simón

Portavoz de I-E