CORONAVIRUS
64 nuevos casos de Covid-19 detectados el martes en Navarra

Acusan de asesinato en tercer grado al policía por la muerte de George Floyd

Los disturbios se extendieron de Mineápolis, donde quemaron una comisaría, a otras ciudades de EEUU

30.05.2020 | 00:24
Imagen de un mural reivindicativo

washington – El agente Derek Chauvin arrestado ayer y acusado de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente por la muerte del afroamericano George Floyd el pasado lunes durante su detención en Mineápolis (Minesota, EEUU), informó el fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman.

Los cargos fueron revelados poco después del anuncio del arresto de Chauvin, que apareció en un vídeo grabado por viandantes cuando Floyd era detenido el lunes pasado, en el que se le veía con la rodilla presionando el cuello de la víctima, que se quejaba de que no podía respirar.

El fiscal explicó que su oficina no había presentado cargos hasta ahora porque no disponía de pruebas suficientes para imputar a Derek Chauvin.

"Solo podemos presentar cargos por un caso cuando tenemos suficientes pruebas admisibles para probar un caso más allá de la duda razonable", subrayó Freeman, quien no descartó la imputación de otros agentes que podrían estar involucrados en la muerte de George Floyd.

Chauvin es uno de los cuatro agentes que han sido despedidos del cuerpo de policía de Mineápolis por su supuesto papel en la muerte del afroamericano.

Según la legislación del estado de Minesota, el asesinato en tercer grado es aquel que causa la muerte de la persona de manera no intencionada a través de un acto eminentemente peligroso y puede acarrear una pena de cárcel de no más de 25 años.

por un billete falso Floyd falleció el lunes después de ser detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado. En vídeos grabados por transeúntes aparece Chauvin con la rodilla sobre su cuello durante minutos.

"Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor", se escucha a Floy, mientras agoniza. El "no puedo respirar" de Floyd se ha convertido, precisamente, en el grito de las protestas contra la violencia policial esta semana en EEUU.

La muerte de Floyd ha originado una ola de protestas. La pasada madrugada, las manifestaciones en Mineápolis acabaron en graves disturbios, con saqueos y el incendio de una comisaría de policía. Los incidentes también llegaron a la vecina ciudad de Saint Paul

Al calor de esos enfrentamientos, las protestas se han ido extendiendo por otros estados. Al menos siete personas sufrieron ayer heridas de bala durante protestas en la ciudad de Louisville (Kentucky), que exigían el enjuiciamiento de los agentes policiales supuestamente involucrados en la muerte de una mujer de raza negra en su apartamento. En Nueva York, por su parte, se produjeron arrestos de varios manifestantes en favor de George Floyd que lanzaron objetos a los agentes de la Policía.

noticias de noticiasdenavarra