Los conservadores del TC estudian excluir a 29 diputados a petición de Vox

El Constitucional puede dejar en el aire todo lo aprobado en esta legislatura: del nombramiento de Sánchez a los estados de alarma

11.06.2020 | 09:16
Abascal, con Ortega Smith, en un acto del partido

El sector más conservador del Tribunal Constitucional quiere abrir el debate sobre la nulidad de la condición de diputados de 29 miembros de formaciones independentistas y de Unidas Podemos. Se trata de parlamentarios que usaron fórmulas innovadoras para tomar posesión de su cargo durante la Constitución de las Cortes el pasado 3 de diciembre, según ha dado a conocer el diario.es.

Durante aquella tensa sesión que inauguró la actual legislatura, 29 diputados de formaciones como ERC, JxCat, PNV, BNG, Bildu o Unidas Podemos modificaron sus fórmulas para acatar la Constitución con referencias nacionalistas, republicanas o ecologistas. Las primeras quejas se produjeron durante esa misma jornada: Vox, PP y Ciudadanos solicitaron que la presidenta del Congreso no diera por buena la receta empleada por esos 29 diputados. Meritxell Batet no aceptó las reclamaciones. Pablo Casado, líder de los populares, anunció desde su escaño que llevaría su queja ante el Constitucional, pero Vox se adelantó.
La formación de extrema derecha reclamó que todos los procedimientos parlamentarios adoptados desde diciembre de 2019 quedasen sin efecto, al entender que 29 de los votos contabilizados durante las votaciones realizadas desde entonces no debieron haber sido tenidos en cuenta. Vox niega así la legitimidad de toda la legislatura: del nombramiento de Pedro Sánchez como presidente a los estados de alarma, cuya convalidación ha sido objeto de votación parlamentaria en los últimos meses.
La formación de Abascal ha encontrado en el Constitucional un sector de magistrados sensibles a sus reclamaciones. Las normas que rigen el funcionamiento el Alto Tribunal dicen que, para llevar un asunto al pleno, basta con que lo pidan tres o más magistrados y eso es lo que ha sucedido, según señala el diario digital.
La inicial propuesta de archivo adoptada por la sala primera se convierte así en papel mojado y el debate tendrá que reiniciarse desde cero en el pleno, en donde los magistrados próximos al PP y a Vox son mayoría. Solo las firmas que piden impulsar el debate suponen la mitad de los miembros que configuran el pleno.

noticias de noticiasdenavarra