En libertad el exmilitar que disparó a fotos del Gobierno

Arrestado en Málaga, la Guardia Civil investiga sus posibles vínculos con la extrema derecha

20.06.2020 | 00:49
Imagen del vídeo donde se ve a un hombre disparar a dianas con fotos de miembros del Gobierno.

pamplona – La Guardia Civil detuvo este viernes al exmilitar que había sido identificado como el presunto autor de los disparos a fotos de miembros del Gobierno en una galería de tiro en Málaga, según confirmó a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La detención, según estas fuentes, se produjo en La Cala del Moral, una localidad de la Costa del Sol perteneciente al municipio de Rincón de la Victoria, a unos diez kilómetros al este de Málaga.

La Policía Nacional había identificado al autor de los disparos, remitiendo las indagaciones a la Fiscalía. Fuentes de este Cuerpo habían adelantado que se trata de un taxista y que se indagaba su presunta relación con movimientos de extrema derecha. Además, según apuntan fuentes del instituto armado, tiene antecedentes por violencia de género y usó en la grabación un arma que no es de su propiedad, ya que no dispone licencia.

La investigación se centró sobre este hombre tras localizar en un polígono de Málaga la armería deportiva donde se grabó el vídeo difundido en redes sociales y en el que se aprecia como un individuo provisto de unos cascos rojos y a cara descubierta, levanta un dedo en señal de burla cuando acaba de disparar y después la cámara muestra las imágenes junto a otros disparando a fotografías del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, entre otros.

La Policía Nacional y la Guardia Civil abrieron de oficio sendas investigaciones en torno a la procedencia del vídeo y las personas que participan en él. La Abogacía del Estado anunció el jueves que pediría que se investigaran estos hechos.

En un comunicado, el Gobierno mostró "su total repulsa y condena de estas imágenes, que contienen amenazas graves y siembran el odio". "Hechos así alimentan a los sectores más ultras de la sociedad que pretenden destruir valores esenciales de nuestra democracia y de nuestra Constitución, como son la convivencia y el respeto absoluto de la pluralidad política", subrayó el Gobierno.