ANVITE y Fundación Caballero se retiran del Plan Estratégico de Convivencia

Debido al acuerdo del Gobierno de Navarra con EH Bildu

18.11.2020 | 18:11
Concentración silenciosa de ANVITE en Pamplona

La Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (ANVITE) y la Fundación Tomás Caballero (FTC) han anunciado que se levanten de la mesa del I Plan Estratégica de Convivencia de Navarra ante la "constatación pública de la firma de un acuerdo del Gobierno de Navarra con EH Bildu" para los presupuestos.

Ambas entidades consideran que "no concurren los requisitos mínimos exigibles para su presencia" en ese foro al que fueron convocadas por la consejería de Relaciones Institucionales para aportar su punto de vista de cara a la elaboración del plan.

Precisa que participaron en la primera reunión aportando sus opiniones, como la sorpresa porque lo presentado no contuviera en ninguna de sus expresiones la palabra "terrorismo" cuando ha sido ETA "la que ha condicionado la libertad y la vida pública navarra, dejando 56 víctimas mortales, innumerables heridos y desplazados por su extorsión", por lo que es "el mayor de los problemas de convivencia latente".

Añaden que además EH Bildu, es "heredera a través de Sortu de HB tanto en sus teorías y estrategias como por los miembros que la componen", y subrayan que "no muestra ningún rechazo a las estrategias violentas de la banda terrorista ETA, a los asesinatos y extorsiones que atentaron contra el devenir democrático de nuestro país, que nosotros sufrimos en nuestras propias carnes y que han condicionado el presente político".

Por ello, puntualizan, "no podemos considerar como válida esta forma de hacer política, sin renunciar a la violencia y justificando su uso, como podemos comprobar a través de su participación e incluso organización de los homenajes y bienvenidas a asesinos confesos tras sus excarcelaciones y a la absoluta ausencia de autocrítica sobre ella".

"Nuestro afán memorialista y pedagógico choca radicalmente con la normalización de estas acciones y vemos en ellas, además de un agravio y una humillación, un grave peligro para nuestra futura convivencia", afirman.

Agregan que el Gobierno de Navarra "ha decidido saltarse sus líneas rojas y pactar con esta coalición (en contra de las promesas en época electoral manifestadas por la actual presidenta) su norma más importante, como son los presupuestos generales de Navarra, rubricada por miembros del propio Gobierno y por representantes de esa coalición".

Un acto por el que se sienten "defraudados y engañados por este Gobierno", al tiempo que expresan su "decepción" porque la firma "constituye una legitimación de las posiciones de EH Bildu" y "por la deriva que han demostrado desde el tiempo en que les sentíamos cercanos y comprensivos con nuestro dolor", para llegar al "todo vale con tal de conseguir objetivos políticos incluso personales".

Tras indicar que respetan las decisiones de otras asociaciones, a las que desean éxito en su trabajo por la memoria de las víctimas, denuncian que el citado plan de convivencia "pretende visibilizar y solucionar o mejorar desigualdades pero ignora nuestras reivindicaciones más básicas".

Esto es lo que les ha llevado a tomar su decisión de levanterse, pero "no es una acción política en contra o a favor de ningún partido o coalición electoral concreta, sino basada en una profunda convicción por perseverar en los valores y la memoria de aquellos que fueron asesinados, heridos, amenazados y extorsionados también en Navarra", dicen,.

Y aseveran que "deberán tomar nota quienes han asumido la responsabilidad de mejorar nuestra convivencia.

Ellos, concluye, mantienen su "intención de seguir trabajando, si se nos permite, tanto con el Gobierno de Navarra como con cualquier institución", especialmente en los aspectos educativos para trasladar su testimonio y colaborar "en un relato veraz de la historia del terrorismo en España", por lo que se manifiestan "radicalmente en contra de cualquier intento de blanqueo de la banda terrorista ETA, así como de cualquier tipo de terrorismo".