Presupuestos de Navarra para 2022

La limpieza de los ríos confronta en Navarra dos modelos de gestión del lecho fluvial

Navarra Suma reclama al Gobierno el dragado del Ebro, competencia de la CHE

16.12.2021 | 00:43
La comisión de Economía durante el debate de los presupuestos, ayer en el Parlamento. Foto: Unai Beroiz

Pamplona– Con la riada de la última semana todavía reciente, la comisión de Desarrollo Rural y Medio ambiente derivó ayer un debate en torno a la necesidad o no de limpiar los ríos y, especialmente, en cómo hacerlo. Navarra Suma había presentado una enmienda de 7 millones para "limpieza y mantenimiento" del lecho fluvial con el argumento de que las inundaciones son cada vez más frecuentes precisamente por la falta de mantenimiento. "Quieren devolver los ríos a su estado salvaje a costa de perjudicar a quienes viven junto a él", se quejó su portavoz, Miguel Bujanda.

La enmienda no fue aprobada. Según explicaron el resto de portavoces, porque no tenía financiación real como contrapartida y porque, además, esa es una competencia de la CHE, y no es algo que pueda hacer el Gobierno de Navarra. Pero sirvió para abrir un debate de fondo sobre qué supone limpiar los ríos y qué consecuencias tiene el dragado.

"Creo que no todos entendemos lo mismo por limpiar los ríos", asumió el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, que argumentó que una cosa es "eliminar lo que es ajeno al río y suponga una obstrucción", y otra muy distinta, dragar el cauce, que implica "extraer sedimentos, cortar vegetación y cubrir la orilla con grava". "Dragar no soluciona el problema, no engañemos a la gente. Este tipo de actuaciones apenas aumenta el cauce un 5%, pero acaban con todo el ecosistema", apuntó Araiz, que defendió que "el río es más que un conducto". "Es un sistema vivo, natural y entrar con las máquinas supone acabar con la biodiversidad", señaló.

Una reflexión que compartió la portavoz de Podemos, Ainhoa Aznárez, que admitió su preocupación por que los ciudadanos acaben creyendo que dragar los ríos "es la única solución" para evitar las inundaciones. Pero que no convenció al portavoz de Navarra Suma, que acusó a ambos grupos de "sectarismo y dogmatismo". "Se olvidan de que la parte principal del ecosistema de los ríos es el ser humano, que lleva miles de años trabajando, encauzando y limpiando el río", replicó Bujanda.

Defendió así que la altura que alcanza el río Ebro "es proporcional a la ausencia de limpieza". "Cuanto más se tarde en intervenir más inversión se va a requerir", afirmó Bujanda, que aseguró que en Europa se drenan los ríos sin ninguna consecuencia negativo. "Pero ustedes se niegan por dogmatismo. Su falso ecologismo solo piensa en los castores pero se olvida de quién es del principal habitante de la ribera del río", insistió.

noticias de noticiasdenavarra