El Gobierno español da luz verde con "una sola voz" al envío de armas a Ucrania

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, niega que existan discrepancias con Unidas Podemos en el seno del Ejecutivo

01.03.2022 | 18:06
Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El Gobierno español actúa con "una sola voz" en la decisión de enviar armas ofensivas a Ucrania como parte del mecanismo europeo de Apoyo a la Paz y ha puesto en marcha iniciativas para acoger a los refugiados ucranianos que huyen de la guerra.

La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha negado así en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que existan discrepancias con su socio de Gobierno de Unidas Podemos sobre el apoyo a la decisión de la UE de hacer una compra centralizada de armas y material ofensivo de manera conjunta.

"La fortaleza está en la unión" tanto en la respuesta que se da a una situación como en afrontar "las consecuencias de esta respuesta", ha asegurado Rodríguez, para quien "el arma más poderosa frente a la guerra de Putin es la unión de todos los europeos y también la unión política y social en España".

El Ministerio de Defensa aún no ha detallado qué tipo o cantidad de material militar ofensivo enviará a Ucrania como parte de la iniciativa europea, pero sí ha anunciado que enviará 150 militares adicionales a Letonia para reforzar la frontera rusa, que se sumarán a los 350 españoles desplegados en ese país como parte de la misión Enhanced Forward Presence, liderada por Canadá y ubicada en la base de Adazi, a 120 kilómetros de la frontera como instrumento de disuasión frente a Rusia.

Además, el Gobierno español ha aprobado este martes una declaración institucional en la que ratifica su compromiso "inquebrantable" con el pueblo ucraniano y se compromete a velar por su bienestar y atender sus necesidades, tanto de los ciudadanos que ya viven en el Estado español como de los que puedan llegar en días venideros huyendo de la guerra.

"Se trata de darles cobertura y que tengan la atención que merecen ante una situación como esta", ha subrayado la portavoz, que ha recalcado que la aplicación de la directiva europea de protección temporal "les va a permitir desde el minuto uno ser ciudadanos de pleno derecho".

La portavoz no ha precisado el número de refugiados ucranianos que estarían dispuestos a acoger, una cuestión que se está analizando junto con las comunidades autónomas y ayuntamientos, muchos de los cuales ya se han puesto a disposición del Gobierno.

También el Ministerio de Universidades se ha comprometido a facilitar el acceso a la universidad y a apoyar a todos aquellos estudiantes y docentes ucranianos que se hayan visto obligados a marcharse de su país por la invasión de Rusia a Ucrania.

Por su parte, Unidas Podemos, que inicialmente rechazó la idea de enviar armas a Ucrania, por considerar que aumentaba la escalada bélica, ha defendido ahora la decisión del presidente del Gobierno de enviar armas a través de la Unión Europea.

Así lo ha expresado el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, quien ha considerado que es legítimo que la comunidad internacional preste ayuda a un Estado que ha sido agredido, aunque ha llamado a la prudencia y a apostar sobre todo por las sanciones.

También el portavoz de UP en la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso y dirigente de la formación, Gerardo Pisarello, ha afirmado que están "bastante conformes con la actitud prudente de Sánchez" pese a no estar de acuerdo con la escalada bélica ni el "militarismo".

Además, el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos se reunirá el viernes 11 de marzo para analizar las consecuencias de la invasión de Ucrania y defender medidas que ya han planteado, como la creación de una empresa pública de energía para hacer frente a la escalada de precios que se prevé en el sector.

Por contra, Ciudadanos ha asegurado que quiere que el Gobierno español apruebe el envío de forma bilateral de armamento a Ucrania, al margen del armamento que done la Unión Europea, tal y como han decidido Alemania, Portugal y otros Estados miembros.

El diputado de Cs Guillermo Díaz ha defendido el envío de armas porque opina que "no hacer nada es exactamente lo mismo que un sí a Putin" y ha afirmado que "la guerra no se para con una pintada" o cantando con una guitarra y "echando palomas al aire".

Mientras los políticos resolvían sus diferencias, la embajada de Ucrania en Madrid ha establecido un proceso para facilitar la inscripción y entrevista personal con los voluntarios que quieren unirse a la Legión Extranjera de la Defensa Territorial de Ucrania, a la que ya se han ofrecido algunos españoles.

La página de Facebook de la embajada publica un documento con los pasos que han de dar esos voluntarios, que serán entrevistados personalmente por el delegado militar o el cónsul para determinar su idoneidad, según han confirmado a Efe fuentes diplomáticas ucranianas.

La ola de solidaridad con Ucrania se ha extendido entre los ciudadanos y las empresas españolas, que se han organizado para apoyar tanto al Gobierno de Ucrania como a los ucranianos que resisten en mitad de la guerra.

El Senado ha acordado que los colores de la bandera de Ucrania -el azul y el amarillo- se proyectarán sobre la fachada de su sede en solidaridad con este país y para protestar contra la guerra.

Por su parte, Correos ha anunciado el envío de un avión con ayuda para los refugiados ucranianos, con más de 40 toneladas de material para que la World Central Kitchen (WCK), la ONG de José Andrés, prepare comidas para las personas que han salido del país por la frontera de Polonia.

Decenas de organizaciones y personas anónimas se ha unido al esfuerzo humanitario en favor de los ciudadanos de Ucrania y han organizado puntos de recogida de alimentos, medicinas o material de supervivencia en parroquias, centros sociales o tiendas de particulares como el bar de Anna Boryachenko, una ucraniana que lleva 20 años en España y recoge donaciones en su local de Valladolid.

noticias de noticiasdenavarra