El Gobierno vasco da el tercer grado a presos “desde la imparcialidad”

De las 160 concesiones de semilibertad, “una decena” son reclusos de ETA

01.03.2022 | 01:08
Artolazabal (2ª izda), el 1 de octubre en Basauri en su primer acto como gestora de las cárceles vascas. Foto: B.G.

pamplona – La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, aseguró ayer que la concesión del tercer grado a "una decena" de presos de ETA, así como el resto de las 160 progresiones de grado para otro tipo de reclusos aprobadas por su Ejecutivo desde el pasado mes de octubre se han realizado de acuerdo a un "escrupuloso" cumplimiento de la legalidad y el reglamento penitenciario.

En una comparecencia en Gasteiz, explicó que las juntas de tratamiento de las tres prisiones de la CAV han propuesto que se conceda la progresión de grado a 160 reclusos, de los que "una decena" son presos del desaparecido grupo terrorista a los que se ha reconocido el tercer grado que permite la semilibertad.

Artolazabal indicó que las juntas de tratamiento realizan estas propuestas tras efectuar un trabajo "riguroso, objetivo y científico" en el que evalúan la personalidad, la historia individual, la situación social y familiar, el historial delictivo, la duración de la pena y otros factores.

Además, en el caso de los presos de ETA, señaló que los reclusos que son acercados desde prisiones de otras partes del Estado "ya han cumplido una parte muy importante" de sus condenas. "Debemos cumplir la ley y el reglamento penitenciario de forma escrupulosa, desde la imparcialidad y no desde el corazón", dijo.

La consejera subrayó que a la hora de adoptar este tipo de decisiones, el Gobierno vasco se limita a "aplicar la ley con criterios objetivos". Admitió que es "perfectamente factible" que, si así lo decide, la Fiscalía pueda recurrir la concesión de estas progresiones de grado. En todo caso, reiteró que el Ejecutivo vasco ha estimado "razonable" ratificar las propuestas que le han planteado las juntas de tratamiento.

Respecto al trabajo de los expertos que forman parte de estas juntas, aseveró que "no ha habido ningún cambio ni indicación diferente de la que se venía realizando" antes de la transferencia a Euskadi de esta competencia el 1 de octubre de 2021.

Ofensiva judicial y política Sobre esta misma cuestión, el delegado de Moncloa en la CAV, Denis Itxaso, abogó por "despolitizar" las concesiones de terceros grados a presos de ETA y por "dejar trabajar a los profesionales". Pero fue de los pocos capotes que recibió Lakua en esta tarea. La previsible ofensiva judicial arrancó con la AVT, que ha pedido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que revise estos terceros grados.

Desde el ámbito político, UPN expresó su "enérgico rechazo" ante la decisión del Gobierno vasco de conceder de manera "prematura" el paso al tercer grado penitenciario a presos por terrorismo, entre ellos, Mikel Arrieta, autor de cuatro asesinatos. "Aunque el Gobierno vasco ha afirmado la legalidad del procedimiento, existen serias dudas de que esto esté siendo realmente así", señaló UPN en un comunicado.

Además, UPN ha pedido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional que "revise detalladamente toda la documentación de la concesión del tercer grado penitenciario a estos terroristas de ETA y se cerciore de que no se está produciendo fraude de ley y un trato de favor a dichos reclusos".

"El Gobierno vasco se limita a aplicar la ley tras las propuestas de las juntas de tratamiento"

Beatriz Artolazabal

Consejera de Justicia del Gobierno vasco

"Pedimos que se revise

la documentación de la concesión del tercer grado a estos terroristas"

UPN

Comunicado

"Estamos tranquilos porque la última palabra sobre las progresiones de grado la tiene la Fiscalía"

Consuelo Ordóñez

Presidenta de Covite

noticias de noticiasdenavarra