El Parlamento avala el decreto de ayudas para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania

Se aplaza el pago de algunos impuestos, se aprueba una deducción del 3% para pymes y autónomos y se habilita un fondo de 4,2 millones para los ayuntamientos

05.05.2022 | 10:41
Chivite escucha la intervención de Esparza en el Parlamento.

No ha habido sorpresas y el Parlamento ha aprobado hoy el decreto de ayudas del Gobierno de Navarra para hacer frente a la inflación y al coste de la energía que provocado la invasión en Ucrania. Los socios del Gobierno han sacado adelante la reforma con la abstención crítica de EH Bildu, que ha cuestionado que se agilicen los trámites para la instalación de proyectos de energía renovable, pero que le ha dado finalmente su apoyo tras lograr un fondo de compensación para los Ayuntamientos de 4,2 millones.

"Estamos en un momento de recuperación económica robusta", ha destacado la consejera de Economía, Elma Saiz, que ha defendido el proyecto de su Gobierno. "Son las medidas que han pedido los sectores, la inflación no se corrige con bajadas de impuestos", ha argumentado Saiz para cerrar el debate.

El decreto estaba ya en vigor desde el pasado 14 de abril, pero necesitaba el refrendo parlamentario para continuar en vigor. Supone en buena parte la transposición a Navarra de algunas de las medidas aprobadas por el Gobierno central. Entre ellas, el límite del incremento del precio del alquiler al 2%, la exención fiscal de la ayudas del Estado para hacer frente a la crisis y una flexibilización de los trámites para instalar parques eólicos y fotovoltaicos.

Esta última medida ha sido cuestionada por EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, que alertan del riesgo de que la reducción de los plazos implique también un menor control para los grandes proyectos que se prevén instalar en Navarra. De hecho, tanto la formación soberanista como I-E ha intervenido en el turno en contra de la medida, aunque finalmente han optado por una abstención que, pese a ser crítica, ha facilitado la aprobación del decreto. "No hemos encontrado medidas audaces. Algunas son positivas pero son insuficientes", ha criticado Adolfo Araiz.

No obstante, los socios del Gobierno se han comprometido con Podemos a reforzar los recursos personales y técnicos del departamento competente para que la reducción de plazos no implique menos control administrativo. "No se puede hacer lo mismo con el mismo personal en la mitad de tiempo", ha alertado Ainhoa Aznárez. El voto afirmativo de Podemos ha sido clave para facilitar el decreto, que también han apoyado PSN y Geroa Bai.

4,2 millones para los ayuntamientos


La principal novedad es en cualquier caso el fondo extraordinario para los ayuntamientos de 4,2 millones pactado por las cinco fuerzas que sostienen al Gobierno (PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) para compensar el incremento del precio de la energía para concejos y ayuntamientos. El presupuesto será de carácter incondicionado y no finalista. Se repartirá de forma proporcional en función de la población de cada municipio y se financiará con el remanente del fondo de financiación de las haciendas locales.

Se ha diseñado para ello una tabla de reparto que oscila desde los 3.900 euros para los municipios menores de 100 habitantes a los 309.537 euros que recibirá Pamplona. Tudela obtendrá 82.868 euros, Barañáin 44.034, y Eguesibar 39.469. Estas cifras descenderán de forma progresiva hasta el mínimo de 3.900 euros. La cantidad será algo menor para los municipios compuestos (2.340 euros de mínimo). La ayuda a los concejos, por su parte, oscilará entre los 2.730 y los 9.750 euros.

No habrá en cambio deducciones fiscales para las rentas de menos de 30.000 euros, como también había pedido EH Bildu. La medida, que afectaría al 65% de los contribuyentes, con un alto coste presupuestario, queda por ahora aparcada. No obstante, Hacienda ha acordado con EH Bildu analizar con mayor detalle los efectos que la inflación y el alto coste de la energía están teniendo en las rentas medias y bajas. De esta forma, los mismos cinco grupos se comprometen a presentar en el plazo de cinco meses una iniciativa legislativa para plantear medidas en el ámbito fiscal que todavía no se han concretado.

Deducciones para Pymes y autónomos


Con el decreto sí se han avalado las medidas fiscales que había planteado el Departamento de Hacienda. Primero, un aplazamiento de aquellas deudas tributarias que correspondan a autoliquidaciones de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Valor Añadido del primer trimestre de 2022, así como del mes de marzo de 2022.

Asimismo, se exonera a los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que ejerzan actividades económicas de la obligación de realizar el pago fraccionado correspondiente al segundo trimestre de 2022. También se amplía un año el plazo establecido en la Ley Foral del Impuesto sobre Sociedades para acogerse a la exención por reinversión de beneficios extraordinarios

La otra medida del ámbito fiscal es la deducción del 3% para autónomos y empresas cuyo importe neto de cifra de negocios no supere los 1.000.000 euros en 2022. La ayuda tendrá un impacto presupuestario de 20 millones, pero no se llevará a cabo hasta la declaración fiscal del actual ejercicio, que se realiza en 2023, por lo que el dinero tardará en llegar a la economía real.

Un argumento en el que ha vuelto a insistir hoy Navarra Suma, que considera insuficiente el paquete de ayudas y que ha reclamado más ambición al Gobierno de Navarra. "Lo que están haciendo es empobrecer Navarra, generar más desempleo, ponernos más impuestos y no defender los servicios públicos de calidad", ha reprochado Javier Esparza.

Incluso Geroa Bai ha admitido las carencia de un proyecto legislativo limitado pero necesario. "Echamos en falta medidas de ayuda al sector industrial y para acelerar la transición energética", ha apuntado Mikel Asiain, que subrayado la necesidad de una respuesta más especifícica en este momento de "emergencia energética". "Las soluciones deben ser proporcionales a la urgencia del momento", ha subrayado.

Visiones distintas de la mayoría de Gobierno que sin embargo no se han reflejado en la votación. Geroa Bai y PSN han vuelto a sumar votos junto a Podemos en un debate en el que ha vuelto a quedar sola a la derecha frente a una mayoría parlamentaria que, pese a sus diferencias internas se ha vuelto a mostrar solvente hoy. Y que sigue sacando adelante todos sus proyectos importantes en una situación social, sanitaria y económica difícil desde prácticamente el inicio de la legislatura. 

noticias de noticiasdenavarra