Un grupo de jóvenes intenta retener y apalea en Nochevieja al jefe de la Policía de Zizur Mayor y a otro agente

Xabier Martínez sacó la pistola para repeler la agresión y detener a un implicado

08.02.2020 | 13:57
Fachada del Ayuntamiento de Zizur Mayor.

PAMPLONA - El jefe de la Policía Municipal de Zizur Mayor, Xabier Martínez Urroz, y otro agente fueron apaleados durante la Nochevieja por un grupo de jóvenes que se encontraban en una bajera causando molestias al vecindario y que, tras intentar retener a los policías en el interior del local, les propinaron puñetazos y patadas en la misma vía pública. Martínez, que se encuentra de baja, al igual que su compañero, llegó a sacar el arma reglamentaria para repeler la agresión y poder detener a uno de los implicados, de 27 años y vecino del pueblo.

Los hechos ocurrieron sobre las 3.30 horas del martes en la calle Santa Cruz de Ardoi, a la altura de los portales 7-9. Varias llamadas vecinales habían alertado previamente sobre las molestias que estaban causando las personas que se encontraban en una bajera cercana, ya que no cesaban de lanzar petardos, motivo por el que los agentes de la Policía Municipal acudieron al lugar hasta en tres ocasiones.

En la tercera ocasión, y cuando los agentes intentaron identificar a un joven por sus faltas de respeto y por ser el responsable del local, las personas allí presentes intentaron encerrar en la bajera a los dos policías, que consiguieron salir al exterior y pedir refuerzos. A continuación, según el testimonio de los agentes, un grupo numeroso de jóvenes salieron a la calle y les agredieron, propinándoles puñetazos y patadas, que hicieron que el jefe de la Policía Municipal cayera al suelo entre dos coches, donde siguieron golpeándole.

Al levantarse y serle arrebatada la defensa, confirmaron fuentes municipales, Xabier Martínez echó mano de su arma reglamentaria con la que logró detener el linchamiento y arrestar a uno de los implicados, momento en el que los dos agentes se pudieron reagrupar y esperar la llegada de la Policía Foral, que se ha hecho cargo de las investigaciones por delito de atentado contra agente de la autoridad, lesiones y riña tumultuaria, y trata de identificar a todos los participantes.

El alcalde de Zizur Mayor, Jon Gondán, condenó ayer lo ocurrido y expresó "en nombre de todo el Ayuntamiento su apoyo y solidaridad con los dos agentes agredidos", al tiempo que consideró que "sucesos de este tipo y vecinos así nos sobran en Zizur". Asimismo, deseó una "pronta recuperación" a los dos policías.