Un siglo de colaboración por el euskera entre euskaltzaindia y navarra

La institución celebró ayer una sesión plenaria en el Palacio de Navarra
Barkos renovó el “compromiso de cooperación” con la Real Academia de la Lengua Vasca

08.02.2020 | 20:56
Una veintena de académicas y académicos de Euskaltzaindia celebraron ayer su sesión mensual en el Palacio de Navarra.

pamplona - La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, renovó ayer el "compromiso de colaboración" del Gobierno Foral con la Real Academia de la Lengua Vasca-Euskaltzaindia, al tiempo que recordó la relación que ambas instituciones vienen manteniendo desde hace un siglo.

Uxue Barkos presidió ayer al mediodía una recepción, en el Salón del Trono, a la que acudieron una veintena de académicas y académicos de Euskaltzaindia que celebraron su sesión mensual en el Palacio de Navarra, una iniciativa que se enmarca en el centenario de la fundación de la entidad.

En el acto participaron también la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el director de Euskarabidea-Instituto Navarro del Euskera, Mikel Arregi. Por parte de Euskaltzaindia asistió su presidente, Andrés Urrutia, que fue acompañado de las y los componentes del Plenario.

compromiso de colaboración Durante su intervención, Uxue Barkos recordó que el Palacio de Navarra ya ha sido sede, en ocasiones anteriores, de plenos, firmas de convenios y otros actos de Euskaltzaindia, fruto de la relación entre ambas partes a lo largo de un siglo. Una vinculación que, según indicó, "ha sufrido altibajos, los de la propia historia, pero podemos afirmar que en estos últimos años se ha conseguido la estabilidad".

En este sentido, la presidenta quiso revalidar el compromiso de cooperación del Gobierno de Navarra con la Academia y recordar que, "en la medida de lo posible, estamos, y estaremos, dispuestos a cooperar".

Asimismo, se refirió a la importancia que tiene para el euskera la labor que realiza Euskaltzaindia y también la necesidad de que estos esfuerzos se visibilicen y sean conocidos por la ciudadanía. Finalmente, les animó a seguir trabajando por esta lengua.

Por su parte, el presidente de Euskaltzaindia agradeció a Navarra "su leal colaboración" y destacó que, camino ya del segundo centenario, "la aportación de las y los académicos navarros y de la ciudadanía es un pilar imprescindible a la hora de conformar ese espacio común de utilización del euskera en todas las funciones que corresponden a un idioma en la sociedad".

Igualmente, recordó los principios fundacionales de la institución. "Hoy en día -aseguró- se repite muchas veces que en las acciones por el euskera hay que ir de las palabras a los hechos, y se habla mucho de compromiso. Por eso, Euskaltzaindia se reafirma en las líneas que guiaron en su fundación y trayectoria: reforzar el euskera, cuidar y defender los derechos de las personas que hablan en euskera y aunar a las distintas opiniones para reforzar esta lengua. Esas son las claves de nuestra labor".

Tras sus palabras, Urrutia le hizo entrega a la presidenta de una pequeña escultura con forma del árbol, insignia que representa la Academia, como agradecimiento al Gobierno de Navarra por su apoyo y en reconocimiento a la entonces Diputación Foral, una de las cofundadoras de la Academia a comienzos del siglo XX. "A pesar de haber pasado muchos momentos dulces y otros más duros, aquí tenéis nuestro árbol que está en continuo crecimiento. Nos gustaría que lo tuvierais, de aquí en adelante, como símbolo y testigo de la relación entre ambas instituciones", concluyó el presidente de Euskaltzaindia.

otros actos de euskaltzaindia en el palacio de navarra La sesión plenaria celebrada ayer en el Palacio de Navarra es una de las reuniones que, con carácter mensual, mantienen las y los académicos de Euskaltzaindia. En esta ocasión, el encuentro versó sobre una propuesta de revisión de los nombres habituales de santuarios, así como diversas cuestiones relativas al diccionario.

La de ayer fue la primera sesión de Euskaltzaindia que ha tenido como sede el Palacio de Navarra. En 1950 Manuel Lekuona, quien posteriormente sería presidente de la institución, hizo en él su discurso de entrada. Asimismo, en 1967 se celebró una sesión plenaria y también tuvo lugar una sesión pública en la que se rindió tributo a las y los académicos fallecidos el año anterior. Finalmente, en 1988, durante el mandato de Gabriel Urralburu, y en 1994, de Juan Cruz Alli, también se llevaron a cabo sendas sesiones públicas.

Lenguas minorizadas

Tercer congreso. La sesión de ayer se enmarcó dentro de los actos que ha programado la Academia para conmemorar su centenario, entre los cuales cabe destacar el congreso desarrollado los días 17 y 18 de enero en Pamplona, y que tuvo como eje central el impulso de las lenguas minoritarias. Este fue el tercer congreso que organizó Euskaltzaindia en el que reunió a diferentes ponentes de centros académicos de diversos países para poner en común las experiencias y la situación de las más de 60 lenguas minorizadas de Europa. Algunas de las temáticas que se abordaron fueron los hitos de esta Academia a lo largo de sus cien años, la revitalización de las lenguas, la legislación sobre el euskera, las lenguas regionales en Francia o la gestión de la diversidad lingüística en Europa desde el punto de vista académico.