La UPNA reconoce en los últimos 5 años a 6 empresas de base tecnológica como "spin-off"

09.02.2020 | 02:07
De izq. a dcha.: Cristina Bayona, vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Emprendimiento; Alfonso Carlosena, rector, y Joaquín Ansa, presidente del Consejo Social, al inicio de la sesión.

PAMPLONA. La Universidad Pública de Navarra ha reconocido en los últimos cinco años a seis empresas de base tecnológica como "spin-off", Anteral, Bioinsectis, Eversens, Movalsys, Nadetech Innovations y Naudit HPCN.

Además este centro académico ha atendido setenta proyectos empresariales (veinte, en los últimos diez años), generados por la comunidad universitaria, según informa en un comunicado.

Estas iniciativas de I+D+i han sido dadas a conocer en una jornada que organizó el Consejo Social sobre emprendimiento, que, en la institución académica, se articula sobre tres bases (acciones de fomento del espíritu emprendedor, acciones de formación y apoyo a proyectos empresariales).

Con ello, se busca contribuir a âcrear empleo, valor y progreso en el entornoâ, en palabras de Cristina Bayona, vicerrectora de Estudiantes, Empleo y Emprendimiento.

La jornada, titulada âLa Universidad en el ecosistema del emprendimiento en Navarraâ y dirigida al Foro Social y Empresarial del Consejo Social, fue presentada por Alfonso Carlosena, rector de la UPNA; Manu Ayerdi, vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, y Joaquín Ansa, presidente del Consejo Social.

Durante la sesión, tres de los ponentes describieron iniciativas y programas de apoyo e impulso al emprendimiento desarrollados en Cataluña.

En concreto intervinieron Francesc Solé Parellada, vicepresidente de la Fundación Conocimiento y Desarrollo; Cristina Aresté Solana, directora del Programa Innova y jefa del Servicio de Gestión de la Innovación de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), y Miquel Martí Pérez, director general de Barcelona Tech City.

Por su parte, Bayona centró su ponencia en el emprendimiento en la UPNA, que está reconocido en sus Estatutos y en el Plan Estratégico.

Otro instrumento legal de apoyo a estas actividades es el Reglamento de Empresas de Base Tecnológica de la institución, aprobado en 2012. Dos años después, ya se reconocieron las primeras âspin-offâ, cuyo actual número de seis se espera incrementar en breve.