La violencia contra la mujer genera en Navarra 4 denuncias diarias y exige profesionalizar la atención

La evaluación de las medidas asistenciales y judiciales ha sido realizada por 140 personas, la mayoría mujeres
El informe destaca la especialización y cursos de formación, claves en el sistema

09.02.2020 | 07:30
Concentración en Pamplona a favor de la igualdad y para denunciar posturas antifeministas.

La evaluación de las medidas asistenciales y judiciales ha sido realizada por 140 personas, la mayoría mujeres

pamplona - La violencia contra las mujeres genera una media de tres o cuatro denuncias al día, exige descentralizar la gestión, formación especifica de los profesionales y evidencia que "todos los recursos existentes en Navarra son necesarios ante esta lacra que, por otro lado, suscita una creciente conciencia social". Así lo afirmó ayer la directora del Instituto Navarro para la Igualdad (Inafi), Mertxe Leranoz, que presentó la segunda fase de la evaluación realizada de los recursos con los que cuenta Navarra. Esta segunda fase, en la que han participado 140 personas (109 de ellas mujeres y entre éstas algunas víctimas), analiza el alcance y calidad de la actuación de la asistencia a las víctimas y la colaboración con los órganos judiciales, la Policía Foral y los Equipos de Atención Integral.

Leranoz compareció en rueda de prensa junto a Lourdes Aldave, directora general de Justicia, y Torcuato Muñoz, jefe de la Policía Foral. Leranoz subrayó que la violencia contra la mujer es una realidad presente en la sociedad que requiere la utilización de todos los recursos para hacerle frente, tanto desde el punto de vista de la atención y asistencia a las víctimas como en prevención, para deslegitimar todo tipo de violencia.

En esta II fase de la Evaluación de los recursos existentes en Navarra, la directora del Inafi se centró en los Equipos de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género (EAIV) y destacó que "es un recurso especializado de atención integral a la violencia contra las mujeres que tiene en cuenta el equilibrio territorial y por tanto ofrece una atención descentralizada en cuatro puntos de atención". Añadió que, como otros recursos, los EAIV "también incorporan el enfoque de género, se tiene en cuenta a las hijas e hijos como parte del modelo de atención integral y supone un impacto positivo de la coordinación en la atención integral a las mujeres y sus descendientes".

Anunció que la puesta en marcha de una nueva fundación pública va a asumir la gestión de los EAIV de Estella-Lizarra y Tudela, "lo que supone un paso más en la publificación de los recursos". La áreas de mejora en los EAIV, añadió, pasan por sistematizar y tratar la información de forma conjunta, avanzar en la especialización de los EAIV para que sean referencia para todas las manifestaciones de la violencia, reforzar la coordinación con otros recursos, incrementar la competencia del personal de los EAIV a través de un plan de formación plurianual, ajustar progresivamente la dotación de personal de los recursos en función de las demanda y exigencias de la atención y facilitar el acceso a recursos que contribuyan a su autonomía.

atención aunque no haya denuncia Entre las propuestas de mejora se presenta la posibilidad y viabilidad de un EAIV para la zona norte de Navarra que mejore la equidad territorial y un cambio de gestión a partir de la creación de la nueva fundación pública, para que todos los equipos que funcionan en la comunidad compartan objetivos y funciones, procedimientos y herramientas de trabajo.

La evaluación analiza y valora recursos que llevan años funcionando e identifica qué mejoras son precisas que den respuesta a las necesidades y expectativas de las mujeres en situación de violencia, y promover su recuperación y autonomía.

Leranoz reiteró que el maltrato "constituye una violación de los derechos humanos de niñas y mujeres, afectando a derechos fundamentales como la vida, la integridad física y psicológica o el derecho a la salud, entre otros, vulnerando el principio básico de igualdad entre mujeres y hombres". Destacó entre las fortalezas del sistema de atención de Navarra su marco normativo avanzado, la existencia de unos recursos garantizados y un sistema de atención accesible que no exige interponer denuncia para acceder al mismo.

en corto

I Fase de la evaluación: Ayudas y recursos. En la I Fase se abordó la evaluación de las ayudas económicas, los recursos de acogida que integran al centro de urgencias, las casas de acogida y los pisos residencia, y la asistencia letrada del Servicio de Atención Jurídica a las mujeres.

II Fase de la evaluación: Sección de asistencia judicial y policial. En este segundo informe se abordan la identificación y mejoras que se requieren en la sección de Aistencias a las Víctimas del Delito de Navarra y la colaboración con órganos judiciales, Policía Foral y los Equipos de Atención Integral a víctimas de violencia de género de Navarra.

Fortalezas. El informe valora como fortalezas del sistema la asistencia un marco normativo avanzado que contempla todos los tipos de violencia, existencia de recursos garantizados, sistema de atención accesible y no exigir denuncia para ser atendida.