Una joven de 26 años muere apuñalada tras un robo en Barcelona

El suceso tuvo lugar en una discoteca del Port Olímpic, donde en julio asesinaron a otra persona

10.02.2020 | 02:15
Puerta de la discoteca donde mataron a la joven.

barcelona - Una joven de 26 años murió ayer apuñalada tras ser víctima de un robo en un local de ocio nocturno del Port Olímpic de Barcelona, en un suceso en el que también resultó herido por arma blanca el vigilante de seguridad. Los hechos ocurrieron hacia las tres de la madrugada en un local de ocio nocturno, en una zona donde la Policía catalana reforzó este verano la seguridad con la presencia de agentes antidisturbios, tras una pelea en julio en la que murió un joven.

Algunos testigos aseguran que la agresión mortal se produjo después de que dos personas robaran varias pertenencias, entre ellas el teléfono móvil, a la víctima, y que interviniera un vigilante de seguridad, el cual también resultó herido, aunque no se teme por su vida. Un testigo llamó a las 02.54 horas al 112 para advertir de que había dos personas heridas por arma blanca en el interior del local, la coctelería Smar, según fuentes de la investigación. Cuando los Mossos d'Esquadra llegaron al lugar, los testigos explicaron que dos jóvenes habían robado varias pertenencias a una clienta y que la mujer había pedido la ayuda del vigilante de seguridad. El vigilante recuperó el móvil, se lo devolvió y, posteriormente, cuando intentó expulsar del local a los dos supuestos ladrones, uno de ellos sacó una navaja y apuñaló a la joven en el pecho y al agente de seguridad en el estómago. Los asaltantes lograron darse a la fuga y ahora tratan de identificarles para poder localizarlos y detenerlos. La joven, de 26 años y nacionalidad española, fue evacuada en estado crítico a un hospital, aunque murió poco después, mientras que el vigilante de seguridad sufrió lesiones de diversa consideración, si bien no se teme por su vida.

La patronal española de ocio nocturno Spain Nightlife y su asociada en Catalunya, Fecasarm, pidieron que no se criminalice al sector por la muerte de esta joven y han exigido más presencia policial en las zonas de ocio más frecuentadas. Con ésta son ya quince las personas víctimas de homicidios o asesinatos en lo que llevamos de año en Barcelona, en su mayoría durante este verano, la cifra más alta en este periodo de los últimos años, en un curso en el que también han aumentado en un 30,5% los robos con violencia en la capital catalana, veinte puntos más que la media española, según datos de Interior.

El conseller de Interior, Miquel Buch, se reúne hoy con la mesa de trabajo para el Plan Estratégico Barcelona Ciudad Segura, uno de los ocho compromisos adquiridos por la Generalitat en la Junta Local de Seguridad de Barcelona, por el aumento de los robos violentos en la ciudad. - Efe