el Estado solo reconoce ocho semanas

El permiso de paternidad será de 16 semanas a partir de octubre en la CAV

Como el Estado solo reconoce ocho semanas, el Gobierno vasco asumirá el coste que no cubre la Seguridad Social

10.02.2020 | 03:02
Una pareja pasea con su hijo recién nacido. conciliacion paternidad

Bilbao - El Gobierno vasco aprobará en octubre el decreto que equipara los permisos de maternidad y paternidad en el sector privado. Así lo anunció ayer el portavoz y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, en el programa Faktoria de Euskadi Irratia. "El relativo al personal funcionario estará en vigor en septiembre y el del sector privado, en octubre, ese es al menos el objetivo", explicó. El pasado 1 de septiembre entró en vigor la ampliación del permiso de paternidad a 18 semanas para los 70.000 empleados públicos de Educación, Osakidetza, Ertzaintza, Justicia y Administración General Vasca, a pesar de que todavía no ha sido aprobado formalmente. Según Erkoreka, el decreto se encuentra en proceso de tramitación y, seguramente, será aprobado formalmente la próxima semana. En el caso del sector privado, esta ampliación será a 16 semanas, las mismas que disfrutan ahora las madres.

Como el Estado solo reconoce ocho semanas de paternidad actualmente -está previsto que se amplíe a 12 semanas en 2020 y a 16 en 2021-, el Gobierno vasco asumirá el coste que no cubre la Seguridad Social. Así, cuando los padres terminen la baja de paternidad de ocho semanas, podrán pedir una excedencia laboral voluntaria y retribuida al 100% que Lakua abonará en concepto de ayuda. La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, anunció esta medida en abril, el mismo día que entraba en vigor el permiso de ocho semanas en el Estado y explicó que el decreto eliminará la exención que en un principio se hizo a los padres primerizos, que en el plan inicial se quedaban fuera de las 16 semanas hasta el año 2022, cuando entrará en vigor el cuarto Plan de Apoyo a las Familias. Este programa recoge todas las acciones que se pondrán en marcha para "mejorar la calidad de vida de las familias vascas" y con el objetivo de aumentar la natalidad en Euskadi, una de las más bajas del mundo. "El plan va dirigido a la progresiva eliminación de los obstáculos que dificultan que las parejas puedan iniciar su proyecto familiar y tener el número de hijos y hijas deseado", comentó en su día Artolazabal.

Situación en Europa El permiso de paternidad deberá disfrutarse en los doce meses inmediatamente posteriores al nacimiento y en un periodo distinto al del disfrute de la maternidad. La medida será también de aplicación a las familias monoparentales, que contarán así con una medida pionera en el Estado y "ponerse al frente de las políticas de conciliación en Europa".

En contexto europeo la situación es dispar. Mientras que, por ejemplo, en Italia o Francia el permiso de paternidad es solo de unos días -cinco y tres, respectivamente, aunque en el caso galo, se pueden coger otros once días voluntarios-, en Suecia, el permiso es de 16 meses en total para ambos progenitores. Cada uno de ellos está obligado a coger, al menos, tres meses y el resto pueden repartirlo como quieran. Eso sí, si ese reparto es igualitario, tiene premio: un bono de 1.500 euros. Debido a esta disparidad, la Unión Europea se ha puesto a trabajar para establecer unos mínimos. Así, la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeos alcanzaron a principios de año un acuerdo para que todos los progenitores tengan cuatro meses de permiso parental, dos de los cuales deberán ser intransferibles y remunerados. Además, las empresas deberán dar 10 días a sus empleados en las fechas en las que nazcan sus hijos.

Radiografía