Las listas de espera suben a 42.087 pacientes y salud responde con dos planes, uno urgente hasta diciembre

Mantiene 35 planes en 19 especialidades y limita derivar a la privada para cumplir la ley de garantías
El 63% de esperas del CHN se dan en 7 de 45 especialidades y en Primaria 3 de cada 4 citas, en menos de 24 horas

10.02.2020 | 06:27
La consejera de Salud, Santos Induráin, ayer en la comisión parlamentaria junto a Carlos Artundo y Nuria Medina.

pamplona - La consejera de Salud, Santos Induráin, avanzó ayer dos planes de acción para abordar las listas de espera que aumentan desde hace quince meses aunque no en todas las especialidades. Cuando hay 42.087 pacientes esperando primera consulta con especialistas, -esperas que, por ejemplo en el Complejo Hospitalario de Navarra un 63% de ellas se concentran en siete de las 45 especialidades-, Salud está actuando en un plan de contingencia urgente hasta diciembre, con actividad extra que compense la falta de facultativos y derivaciones puntuales a centros privados, y en otro a largo plazo que corrija los problemas estructurales, precisó Induráin.

Las medidas que conforman la línea de actuación a corto plazo, se completan con el otro plan estratégico de accesibilidad y resolución a largo plazo que girará en torno a cuatro ejes: regulación de la demanda fortaleciendo la capacidad resolutiva de la Atención Primaria y revisando las derivaciones a la sanidad privada, mejora de la oferta, aumento y mejora de la coordinación entre los dos niveles asistenciales (Primaria y Especializada) y fomento de la cultura de la corresponsabilidad en el uso de los recursos sanitarios así como en el autocuidado.

La consejera de Salud compareció ayer en comisión parlamentaria a instancias de Navarra Suma para exponer las medidas en las que trabaja su departamento para abordar los tiempos de espera en la atención sanitaria. Santos Induráin, tras calificar el plan de contingencia como un "abordaje técnico" dotado de recursos económicos y humanos para reducir las esperas con las medidas citadas, aseguró que reducir estas esperas es "una apuesta estratégica en la hoja de ruta de la legislatura".

Tras indicar que se necesita un diagnóstico realista, destacó que se trata de contener la tendencia al alza y de marcar un punto de inflexión a futuro y lograr una reducción sostenida y sostenible de cara a mejorar y garantizar la accesibilidad de la ciudadanía a la atención sanitaria. Para ello, Induráin plantea una estrategia en dos tiempos: un plan de contingencia hasta diciembre ya en marcha y otro de accesibilidad y resolución que aborde las causas estructurales y multifactoriales de las listas de espera.

Si bien reconoció la tendencia alcista de los últimos 15 meses y que al finalizar septiembre había 42.087 pacientes esperando la primera consulta, precisó que las listas de espera quirúrgicas y las de pruebas complementarias presentan saldos interanuales que evidencian mejoras a la par que en Atención Primaria se consolida la proporción de que tres de cada cuatro citas se dan en menos de 24 horas.

défict de médicos y mal ambiente "Detrás de este panorama con claros y oscuros", la consejera se refirió, para explicar los planes, a los factores coyunturales que también inciden en el aumento de las esperas. Entre estos aludió al periodo vacacional, el clima laboral, la huelga de médicos, el déficit de médicos/as para contrataciones, posibles disfunciones organizativas en las diferentes redes, uso excesivo de determinados recursos sanitarios?Añadió que siendo conscientes de que los casos graves siempre son atendidos con rapidez, "se precisa un abanico más amplio de categorías -sobre todo en primeras consultas, donde solo hay "preferentes" y "ordinarias"- y pasar de hablar de "listas de espera" a "tiempos de espera" y procesos, y que se intervenga en los cuellos de botella ya que por ejemplo, en el CHN, 7 de las 45 especialidades concentran el 63% de las listas de espera".

Con respecto al plan de contingencia, la consejera señaló que quiere "recuperar y optimizar" la actividad ordinaria y reforzarla con actividad "compensatoria" y "extraordinaria" (fuera del horario habitual) en 13 especialidades del CHN, en 9 del Reina Sofía de Tudela y en 5 del García Orcoyen de Estella. Además se mantendrán los planes de listas de espera en 19 especialidades y medidas similares en Salud Mental y en pruebas complementarias, y se recurrirá "puntualmente" a concertaciones con centros privados.

implicación de usuarios Con estas medidas confía en contener "la tendencia negativa de tiempos y listas", aunque ya se trabaja en "un abordaje más a fondo" y en "clave de accesibilidad general al sistema, integración e innovación", el segundo plan. Explicó que el plan de accesibilidad a medio plazo gira en torno a cuatro líneas: la primera la "regulación de la demanda" fortaleciendo la capacidad resolutiva de Atención Primaria y "revisando sus derivaciones" a la red especializada con medios tecnológicos, como interconsultas no presenciales, y organizativos. Puso como ejemplo la atención de casos de Dermatología en los que los médicos de familia pueden sacar fotografías y abordar el problema mediante interconsulta con los especialistas.

La segunda línea del plan persigue "mejorar la oferta", también desde el ámbito hospitalario, con planteamientos organizativos integrales, circuitos resolutivos y priorización clínica. Aumentar la eficiencia del sistema con coordinación entre Atención Primaria y especializada y la apuesta por los profesionales, y fomentar la cultura de la corresponsabilidad en el uso de los recursos sanitarios y autocuidados entre la ciudadanía constituyen las líneas tercera y cuarta del plan.

Apunte. Las listas de espera han crecido a 42.087 pacientes para primera consulta en atención especializada, es una cifra elevada pero inferior a los máximos históricos registrados en la legislatura 2011-2015 cuando se superó 55.000 pacientes. En agosto, de las 40.402 personas que esperaban ser atendidas, 6.678 (16,6%) tenían cita preferente y 33.723, cita ordinaria. La limitación en la reposición de profesionales, el malestar laboral, la huelga completan el panorama que se quiere corregir también con la implicación de los usuarios.