ELA pide "prevención y control"

La Seguridad Social reconoce dos casos de cáncer por el amianto en una empresa de Tafalla

10.02.2020 | 07:50
ELA ha asegurado que "las enfermedades profesionales derivadas del contacto con el amianto son un fenómeno creciente"

Pamplona. ELA ha considerado una "prioridad política y social establecer medios para la prevención y el control" de las enfermedades profesionales derivadas de la exposición al amianto, que ha considerado "un fenómeno creciente de dimensiones pandémicas".

El sindicato ha informado en una nota que, recientemente, el Instituto Nacional de la Seguridad Social "ha establecido que el cáncer de pulmón padecido por dos trabajadores jubilados y ya fallecidos de Fagor Ederlan Tafalla es consecuencia directa del contacto que mantuvieron con el amianto durante los más de 30 años que prestaron servicios para la empresa".

El sindicato ha valorado positivamente estas resoluciones que "califican las patologías como enfermedad profesional y evitan a los familiares procedimientos judiciales adicionales para su reconocimiento, posibilitando a su vez el inicio de la tramitación de las solicitudes de recargo de prestaciones y responsabilidad civil en su favor".

ELA ha asegurado que "las enfermedades profesionales derivadas del contacto con el amianto son un fenómeno creciente de dimensiones pandémicas, consecuencia directa de una absoluta irresponsabilidad de las empresas y del insuficiente control público producido durante la segunda mitad del pasado siglo veinte".

La organización ha advertido que "en la actualidad nos encontramos ante una problemática de salud pública y laboral interesadamente invisibilizada" ya que, ha destacado, "el período de latencia de este tipo de patologías -principalmente cancerígenas- puede llegar a ser de hasta 50 años".

Por ello, ELA ha remarcado que "debe ser una prioridad política y social establecer medios para la prevención y el control de dichas patologías, a fin investigarlas, detectarlas a tiempo, y dar respuesta a las graves consecuencias que suponen para las víctimas y sus familiares".

En ese sentido, ha instado a la empresas a que "dejen de recurrir definitivamente resoluciones y sentencias relativas al amianto, ya que no hacen más que prolongar innecesariamente los procedimientos judiciales y ahondar en el sufrimiento de las personas afectadas".

A su vez, ha llamado al Gobierno de Navarra a "dar los pasos necesarios para la creación de un fondo de compensación propio, que posibilite el resarcimiento económico de las víctimas desde el primer momento y en ningún caso suponga la elusión de responsabilidades por parte de las empresas".

El sindicato ha recordado que, en septiembre de 2017, el Parlamento de Navarra aprobó una resolución para la retirada del amianto de todo el territorio, y que en 2018 se redactó un Plan Director para su realización en 20 años. "Sin embargo, a día de hoy no consta asignación de recursos económicos al respecto", ha criticado ELA que ha reclamado al Ejecutivo foral que "renuncie de una vez a asignar dinero público a las mesas de diálogo social en salud laboral, y destine esos mismos recursos a desarrollar políticas reales desde la administración pública, tales como la ejecución del desamiantado de Navarra".