Enfermería de Atención Primaria ya puede indicar medicamentos, no sujetos a prescripción médica

Este personal deberá tener una experiencia profesional mínima de un año y estar colegiado

10.02.2020 | 11:53
La Subdirección de Farmacia del Servicio Navarro de Salud (SNS) envió la acreditación individual para la indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios a las enfermeras del SNS.

PAMPLONA. Los profesionales de Enfermería acreditados de Atención Primaria de Navarra pueden indicar y autorizar la dispensación de medicamentos, no sujetos a prescripción médica, y productos sanitarios.

Ya están habilitadas para poder realizar esta indicación a través de la herramienta informática de receta electrónica LAMIA y estos medicamentos o productos quedarán firmados por estos profesionales. En el ámbito de Atención Especializada llevará un poco más tiempo el desarrollo informático, ha informado el Gobierno de Navarra a través de un comunicado.

En octubre de 2018, el Gobierno central aprobó la modificación del Real Decreto 954/2015, de 23 de octubre, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de profesionales de enfermería.

Una normativa pionera en España que, para su implantación total en el sistema sanitario público y privado, establecía la elaboración y validación de los protocolos y guías de práctica clínica por parte del Ministerio de Sanidad en coordinación con las comunidades autónomas y la acreditación de enfermeras con competencia única de los sistemas autonómicos.

La Subdirección de Farmacia del Servicio Navarro de Salud (SNS), a través del Servicio de Gestión de la Prestación Farmacéutica, durante el mes de octubre envió la acreditación individual para la indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios a las enfermeras del SNS fijas y aquella contratadas con, al menos, un año de ejercicio.

Los requisitos para obtener dicha acreditación son los siguientes: la titulación de Enfermería, una experiencia profesional mínima de un año y estar colegiada. Las enfermeras que no sumen este tiempo de experiencia tendrán que superar un curso que en este momento está en proceso de diseño y programación.

Los enfermeros y enfermeras que no trabajen en el SNS, pero que tengan experiencia profesional en otro organismo ajeno, público o privado, deben solicitar la acreditación mediante una instancia general dirigida a la Subdirección de Farmacia, junto con la documentación correspondiente (certificado de tiempo trabajado como enfermera en centro privados o públicos o en centros del resto de la Unión Europea).