Gimeno anuncia nueva normativa que garantice la calidad y cohesión educativa en Navarra

15.01.2020 | 14:19
El consejero de Educación, Carlos Gimeno.

El Gobierno de Navarra aboga por una nueva normativa foral que "garantice" la "calidad educativa, la cohesión social y la igualdad de oportunidades" a través del sistema educativo, de forma que el rendimiento académico dependa del "esfuerzo y capacidad" del alumno y no de su contexto social, económico o familiar.

Así lo ha avanzado el consejero de Educación, Carlos Gimeno, en una comparecencia parlamentaria en la que, junto a su equipo, ha presentado los datos del "Informe Pisa" de evaluación de alumnos nacidos en 2002, que sitúan a Navarra a la cabeza de la lista nacional en competencia matemática y sexta en competencia científica, pese al descenso general de la puntuación en ambas respecto al informe anterior, de 2015.

El consejero, quien ha abogado por "normalizar una cultura de evaluación externa de la escuela", ha animado a "aprender de Pisa, a asumir la responsabilidad de sus resultados" y ha reiterado que en Navarra "no sobra ningún alumno, los queremos a todos, pero en igualdad de oportunidades".

En cualquier caso, Gimeno ha valorado los resultados que evidencian que Navarra tiene "uno de los más altos porcentajes en superar el nivel básico de competencias, y es una de las Comunidades con menos estudiantes tiene por debajo de ese nivel", ha dicho tras valorar también unos resultados por género "tremendamente satisfactorios".

También ha destacado la más alta incidencia en Navarra de alumnado inmigrante, el aumento respecto a 2015 de la diferencia de puntuación a favor de la educación privada, o el necesario replanteamiento de la utilidad del actual concepto de repetición de curso, ya que los datos no dan una evidente eficacia.

"Teniendo en cuenta los datos, para asegurar la calidad educativa para todos, la cohesión social y la igualdad de oportunidades, así como para garantizar una adecuada y equilibrada escolarización del alumno con necesidades especificas de apoyo educativo", Gimeno ha avanzado que su departamento prepara una nueva normativa foral.

"Es trascendental para nosotros garantizar que el rendimiento académico del alumnado venga determinado por su esfuerzo y por su capacidad, no por su contexto social ni económico ni familiar", ha dicho para abogar por "un sistema educativo basado en la equidad pero orientado a la excelencia" y ello exige "introducir cambios".

En la sesión se han expuesto los principales datos del informe Pisa, que atribuye 503 puntos a los alumnos navarros en competencia matemática (15 menos que en 2015) frente a la media nacional de 481, mientras que en competencia científica alcanzan 492 puntos (20 menos que en 2015), también por encima de los 490 de la media nacional, en ambos casos también por encima de la media de la Unión Europea y de la OCDE.

Por género la brecha se ha reducido aunque los chicos superan a las chicas en puntuación, mientras que en la comparativa entre alumnos nativo e inmigrante hay una diferencia "significativa" en competencia matemática (517 puntos en nativos y 449 puntos en inmigrantes) y algo menos en científica (501 puntos frente a 461).

Por titularidad de los centros, la enseñanza pública (485 puntos en competencia matemática y 478 en científica) se ve superada por la concertada (526 y 511 puntos, respectivamente), mientras que por modelos, el modelo D (en euskera) pierde casi 46 puntos en competencia matemática.

Este punto ha sido duramente criticado por las portavoces de Geroa Bai y EH Bildu, por entender que la comparativa carecía de rigor, lo que han reprochado al consejero.