Acepta 7 meses y medio de prisión por dar un cabezazo a un concejal en Valtierra

El acusado se conformó en la Audiencia con los hechos al aplicarle la eximente incompleta de enajenación mental

12.02.2020 | 00:49

pamplona – Un vecino de Valtierra fue condenado ayer a siete meses y medio de prisión por un delito de atentado y otro de resistencia después de haber propinado en enero de 2018 un cabezazo a un concejal socialista de la localidad y de forcejear con un policía municipal de la localidad que intervino para que cesara la agresión. Ayer, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra, el acusado aceptó la condena después de que se le rebajara la pena reclamada tanto por la Fiscalía (que le pedía de inicio dos años y tres meses de prisión de inicio) y la acusación particular. Se le aplicaron multas que suman 600 euros, también por dos delitos de lesiones, y el procesado deberá seguir tratamiento médico durante cinco años, el mismo periodo que se le impone de libertad vigilada y de alejamiento de la víctima.

El procesado sufre una alteración grave de sus facultades volitivas e intelectivas, por lo que se le aplicó la eximente incompleta (no se le exime de lleno de su responsabilidad) de enajenación mental debido a un síndrome que arrastra. Los hechos ocurrieron el 18 de enero de 2018 sobre las 19.30 horas después de que el encausado se dirigiera en la plaza de los Derechos Humanos del municipio ribero al concejal del PSN de la localidad, Javier Domínguez, al que conocía de disputas previas. Lo hizo con actitud intimidante dirigiéndole expresiones como "todo viene por ser quien eres, concejal socialista", o "te voy a dar un cabezazo que te voy a tirar al suelo". Así, con intención de menoscabar su integridad física, continúa el relato acusatorio, le propinó un cabezazo entre ellos, se inició entre ellos un forcejeo que cesó cuando un agente municipal sujetó al acusado con la finalidad de que cesara la agresión. Si bien, el acusado, con intención de menoscabar el principio de autoridad que éste representaba en el ejercicio de sus funciones, le propinó varios codazos al agente hasta que finalmente pudo inmovilizarlo.

Como consecuencia de estos hechos, el edil sufrió dolor en el costado izquierda y un hematoma en el pecho, que precisó de una primera asistencia médica y 5 días de perjuicio personal básico. También se le dañó la cazadora, valorada en 49,6 euros. El agente resultó con contusión en mano, tibia derecha y ambas rodillas, que precisó para sanar asistencia médica y 4 días de perjuicio personal básico.