29 alcaldes exigen a Europa el desvío de tráfico pesado de la N-121-A

Registran una instancia formal, también ante el consejero Ciriza, y ya han mandado informes a la CE

07.03.2020 | 01:30
Manifestación convocada por los alcaldes de la comarca para exigir el desvío del tráfico. Foto: Ondikol

pamplona – 29 alcaldes de localidades navarras afectadas por el tránsito de la N-121-A han registrado una instancia dirigida tanto al consejero de Cohesión Territorial del Gobierno foral, Bernardo Ciriza, como a la unidad de seguridad vial especializada en Movilidad y Transporte de la Comisión Europea en la que exigen el desvío del transporte de mercancías internacional de la N-121-A a la Autovía A-15. La firman los alcaldes de Huarte, Ezcabarte, Olaibar, Odieta, Basaburua, Ultzama, Anué, Lantz, Baztan, Bertizarana, Doneztebe, Sunbilla, Igantzi, Arantza, Lesaka, Etxalar, Bera, Zubieta, Ituren, Elgorriaga, Beintza Labaien, Donamaria, Eratsun, Oiz, Saldias, Urroz, Urdax, Zugarramurdi y Ezkurra.

Con el paso dado realizan el registro formal de la propuesta –ya exigida en diversos foros y que incluso llevó a encabezar una manifestación– encaminada a reducir el nivel de peligrosidad y siniestralidad de la carretera y los túneles de Belate y Almandoz. El propio comité de Seguridad Vial de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, a la que ahora dirigen su escrito, remitió el pasado 13 de diciembre a los ayuntamientos afectados por el recorrido de la N-121-A un emplazamiento para la entrega de observaciones, informes, análisis (que fueron enviados el 5 de enero) y propuestas de medidas de mejora (plasmadas en la tramitación de la instancia de ayer).

Los ayuntamientos formulan la propuesta considerando que los vehículos pesados que transportan mercancías como uno de los principales factores de peligrosidad en los túneles, en base también a los resultados obtenidos en 2015 de los análisis de riesgo de dichos túneles de Belate y Almandoz. En dicho estudio se determinó una significativa mejora del nivel de seguridad en los túneles si se produjese el desvío a la paralela A-15.

Los regidores basan su propuesta en el alto nivel de siniestralidad de esta ruta y la alta participación de los vehículos pesados en los accidentes más graves. En este año se han producido dos nuevos accidentes en los que han fallecido tres vecinos de la comarca y en ambos siniestros se han involucrado vehículos pesados.

En concreto, los ayuntamientos cifran en un 70% el porcentaje de vehículos pesados que ocupan esta carretera nacional (Pamplona-Behobia) que "no tienen origen ni destino en esta comarca". Por ello, los alcaldes afectados sugieren que dicho tráfico pesado internacional se desvíe a la autovía paralela A-15 para realizar el mismo trayecto. Razonan que medidas de esta índole de restricción a los vehículos pesados ya han sido llevadas a cabo en otras comunidades.

Entienden de esta forma que el Real Decreto-Ley 18/2018 sobre medidas urgentes en materia de carreteras permite que, por razones de seguridad vial, se imponga en determinadas carreteras el desvío obligatorio de los vehículos pesados hacia autopistas de peaje. Y finalizan su alegato exponiendo que el Gobierno foral tiene competencia sobre la regulación, ordenación y gestión de sus carreteras.