Navarra registra más de 2.000 confinados para cortar la transmisión del coronavirus

El brote más numeroso, vinculado a Mendillorri, alcanza los 51 casos tras sumar 15 nuevos

19.07.2020 | 00:31
Una profesional sanitaria, dispuesta a tomar una muestra para realizar una prueba PCR en Refena.

pamplona – En Navarra hay "unas 2.000-2.500 personas confinadas en sus casas –que en principio no estarían contagiadas–, a las que esta semana hemos hecho PCR, las hemos aislado preventivamente precisamente porque serían potenciales transmisores del virus, porque han sido contactos estrechos de personas positivas", estimó ayer el subdirector de Urgencias, Kiko Betelu, quien agradeció su colaboración por permanecer en esta situación durante 14 días, porque "aislarte cuando no tienes síntomas y ha salido la PCR negativa es un esfuerzo muy importante" que se lleva a cabo para "cortar la transmisión". En este sentido, explicó que, si bien la mayoría no tendrá la infección, en el caso de que "desarrollen algún tipo de sintomatología o en la PCR de salida, que les volvemos a repetir antes de acabar el confinamiento, aparezca el positivo, esa persona no ha transmitido el virus y no ha generado más contagio".

La Comunidad Foral registró el viernes 40 nuevos casos de covid-19 –19 menos que el día anterior–. Así, según los datos preliminares del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, 18 de esos positivos estarían ligados a brotes registrados en días previos y cinco constituyen un nuevo foco de 6 casos, después de que la investigación epidemiológica pudiera vincularlos a otro positivo de jornadas pasadas. Este brote está ligado "al ámbito familiar" y se reparte entre Pamplona y una localidad del norte de Navarra.

El brote más numeroso hasta la fecha está "muy centrado en el barrio pamplonés de Mendillorri, aunque con ramificaciones a otras zonas circundantes" y se notificó el viernes. Tras la confirmación de 15 casos nuevos en la última jornada, la cifra total de positivos en este foco, "ligado al ocio, especialmente nocturno, y con una incidencia muy centrada en cuadrillas de gente joven", asciende a 51. Respecto a la cifra de personas confinadas en este caso, Betelu señaló que si bien la cifra de contactos estrechos que detectan el equipo de rastreadores es de 20 a 25 por cada caso confirmado, muchos de ellos coinciden al tratarse de cuadrillas. Por ello, aclaró que "por cada contagio se acabarán aislando 4 ó 5 personas".

Por otro lado, el brote de la boda de Tudela sumó dos positivos, de modo que afecta a un total de 41 personas en Navarra. Asimismo, en el brote familiar notificado el viernes en Pamplona con 5 contagios, se confirmó uno más. De los 17 casos restantes registrados el último día, diez son contactos de otros positivos y los otros siete se sigue realizando la correspondiente investigación epidemiológica. En total, en la Comunidad Foral hay actualmente 16 focos, de los cuales 11 afectarían a Pamplona y su Comarca.

En lo que respecta a los hospitales, ingresó un paciente en el Hospital Reina Sofía de Tudela. En total, trece pacientes continúan ingresados en Navarra y uno permanece en la UCI.

En este contexto, Salud pidió ayer a la ciudadanía, especialmente a la de Pamplona y su Comarca, y muy en particular a los jóvenes de las cuadrillas implicadas en los brotes, así como a sus familias, que "contacten con los servicios de salud cuando sea necesario, así como que faciliten la información que se les solicite a las y los profesionales encargadas del rastreo de casos, y que se realicen las pruebas de PCR cuando se les prescriba". Además, cuando así se les indique, incidió en la necesidad de mantener las medidas de aislamiento y de guardar la cuarentena, como exige los criterios de protección de la salud comunitaria. Tras recordar que "es la única manera de cortar la cadena de transmisión del virus", insistió en que "estas medidas han de realizarse por solidaridad y sentido común, pero que quien no las cumpla, saltándose la cuarentena o realizando prácticas que atenten contra la salud colectiva, puede ser sancionado seriamente con arreglo a la Ley de Salud Pública".

prevención en residencias Por su parte, los departamentos de Derechos Sociales y Salud del Gobierno foral estaban contactando ayer con las residencias de mayores con el fin de comunicarles una serie de pautas dirigidas a incrementar la seguridad en estos centros. Concretamente, según indicó el Ejecutivo, se trata de "reducir al máximo las salidas de las personas usuarias, manteniendo las que tengan que ver con consultas médicas, gestiones o trámites y situaciones de fuerza mayor". Además, les aconsejaron que "las visitas de familiares se realicen con las medidas de prevención establecidas en la fase 2 de la desescalada, es decir: cita previa, espacio específico previsto para las visitas, dos personas como máximo por cada residente y la utilización de las medidas de higiene habituales (uso de mascarillas, lavado de manos o gel hidroalcohólico)". De igual modo, estaban contactando con las residencias de personas con discapacidad y enfermedad mental, con el fin de recomendarles pautas similares, sujetas a las especificidades de estos centros.

noticias de noticiasdenavarra