Trabajadores del instituto Askatasuna de Burlada critican que tienen aulas con más de 30 alumnos

Destacan que el Departamento de Educación les negó la opción de poder implantar aulas 'espejo'

04.09.2020 | 21:57
Trabajadores del instituto Askatasuna protestan contra las medidas del Departamento de Educación.

Trabajadores del instituto de Secundaria Askatasuna de Burlada han criticado que inician el curso escolar con aulas en las que hay más de 30 alumnos y han censurado que el Departamento de Educación del Gobierno foral no ha atendido su petición de poner en marcha las denominadas aulas 'espejo', para dividir los grupos en dos y que uno de ellos siga las clases en streaming desde el propio centro.

En una rueda de prensa, la plantilla ha mostrado su "preocupación y denuncia ante la situación en la que nos encontramos en este inicio de curso escolar".

Según han explicado, en junio el Departamento de Educación envió el protocolo que se debía seguir para este curso, que "sin especificar demasiado, recoge como objetivos principales evitar los contagios y priorizar la enseñanza presencial".

En el caso de este instituto y teniendo en cuenta que para este curso hay grupos de hasta 33 alumnos en Bachillerato, "se hizo imprescindible buscar una solución para poder garantizar las mínimas medidas de seguridad". "Para ello el equipo directivo ha estado trabajando durante el mes de agosto, siempre en la línea de poder cumplir las directrices de las autoridades sanitarias. Se estudió la posibilidad de dividir estos grupos numerosos en dos espacios para crear aulas 'espejo'. Para ello fue necesario realizar grandes cambios en los espacios, aunque ello generara muchos inconvenientes para la labor pedagógica, como el traslado improvisado de algunos departamentos y la desaparición de aulas específicas: aula de Dibujo, aula de Plástica, taller de Tecnología, Laboratorios, aulas de Informática, Biblioteca, etc.", han apuntado los trabajadores.

Para poder poner en funcionamiento estas aulas 'espejo', solicitaron al Departamento de Educación "unos medios humanos y técnicos mínimos, pero su respuesta en el último momento fue negativa, echando por tierra todo el esfuerzo y trabajo realizados por el instituto".

Así, los trabajadores han criticado que, "como consecuencia de todo lo anterior, en estas aulas todos los alumnos y el profesorado (hasta 34 personas) estamos obligadas a compartir un mismo espacio cerrado". "Está claro que en estas condiciones el respeto a las medidas de seguridad resulta totalmente imposible", han afirmado.

Por todo esto, han censurado "la actitud irresponsable del Departamento de Educación y que su actuación pone en peligro la salud del profesorado, alumnado y su entorno".

Al mismo tiempo, han hecho un llamamiento a la comunidad escolar del instituto (profesorado, otros trabajadores, alumnado y familias) para "consensuar las actuaciones y medidas a adoptar ante esta situación". La reunión será el próximo 9 de septiembre a las 18 horas en el patio del instituto.