Aierdi calcula en 900.000 euros el ahorro del acuerdo sobre la Ripa de Beloso

25.09.2020 | 13:08
Imagen de la zona donde se construirán las viviendas sociales

El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, ha calculado en unos 900.000 euros el ahorro de costes de construcción y urbanización que supone el acuerdo alcanzado sobre la edificación de vivienda en la Ripa de Beloso.

Aierdi ha señalado en comisión parlamentaria que, en relación a la Ripa de Beloso (Erripagaña), un entorno compartido por los ayuntamientos de Pamplona, Burlada, Valle de Egúës y Huarte, se ha buscado "el máximo consenso ante una cuestión que nos preocupa" y se ha llegado a un acuerdo para una "solución definitiva".

Además de llegarse a esta "solución más satisfactoria", ha dicho, se está haciendo un diagnóstico de la situación del PSIS y el conjunto del barrio.

"Nos preocupan los efectos de un planteamiento que no puso a las personas en el frontispicio de su actuación", sino al beneficio económico, ha declarado el consejero, quien ha recordado que éste es un barrio con un desarrollo residencial muy avanzado, pero con carencia de equipamientos.

Aierdi ha afirmado que el Gobierno de Navarra tiene la obligación de responder a la demanda de vivienda social y ha subrayado que no se debe ubicar la misma "en los restos de cada ordenación", sino que hay que desarrollar "barrios más integrados y equilibrados".

El nuevo planteamiento, ha comentado, es la construcción de 94 viviendas, frente a las 193 que recogía el planeamiento de 2004, ubicadas en dos bloques de planta baja más cinco alturas.

Estos edificios no estarían ubicados en mitad de la ladera, sino en la parte baja, lindantes con la carretera, lo que permite incrementar el espacio verde en el conjunto de la Ripa.

Aierdi ha explicado que, además, la ubicación en la parte baja de la ladera permite abaratar "de manera importante" el coste de construcción, en concreto en unos 260.000 euros, y el coste de urbanización en otros 672.000 euros, lo que supone en total un ahorro de más de 900.000 euros.

Sobre la propuesta del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, quien ha ofrecido parcelas municipales en cinco barrios de la ciudad como alternativa a las viviendas protegidas proyectadas en la Ripa de Beloso, ha declarado que las viviendas públicas de alquiler "deben estar integradas en toda la trama urbana de la ciudad".

"Tenemos que priorizar los derechos frente al negocio", ha asegurado el consejero, quien ha resaltado que "promover alquiler no es un gesto, es una demanda y una necesidad de la ciudadanía navarra".

Aierdi ha aseverado que, en todo caso, el Departamento está dispuesto a hablar con el Ayuntamiento de Pamplona sobre promoción de vivienda de alquiler en otros barrios.