alerta sanitaria

Las universidades navarras no se plantean suspender clases y volver a la enseñanza ‘on line’

Hasta ahora, dicen, los campus han demostrado ser lugares seguros, ya que casi todos los positivos se contagian fuera

15.10.2020 | 01:17

pamplona – A diferencia de otras universidades, como las catalanas y la de Granada, la Universidad Pública de Navarra y la Universidad de Navarra no se plantean suspender las clases y regresar a una enseñanza a distancia total. Su apuesta es la presencialidad y creen que los campus, hasta el momento, son lugares seguros.

A pesar de la situación que vive la Comunidad Foral, en la Universidad de Navarra no han notado un repunte de casos. "Hemos realizado 12.628 PCR a profesionales y estudiantes y tenemos un total acumulado de 157 positivos: 112 ya han sido dados de alta y 45 son positivos activos. Sólo 2 se han infectado en el campus. Desde el inicio del curso nos hemos movido entre 30 y 50 casos activos y entre 100 y 220 confinados por ser contacto estrecho", explicó ayer el vicerrector de Alumnos, Tomás Gómez-Acebo.

En la UPNA, que ayer no actualizó los datos, se registraron en el primer mes un total de 112 casos (el 90% es estudiante) y ninguno se produjo dentro del campus. Esta universidad ofrece el 100% de la enseñanza presencial y sólo un 6% de los grupos siguen la docencia desde aulas espejos, que colindan con las clases donde está el profesor,

Desde la UN se insistió en que su apuesta es la docencia presencial "siempre salvaguardando la salud de estudiantes y profesionales", y actualmente el 94,5% del alumnado asiste a clase. El centro, explicó el vicerrector, "está impartiendo una docencia híbrida en la que se combinan las clases presenciales con aforos reducidos y el trabajo personal. Además, hay alumnos que siguen las clases en remoto: aquellos que no pueden viajar desde sus países (unos 400), y los que están enfermos o confinados". Para ello, se ha formado a los profesores y las aulas están equipadas.

Para regresar a la docencia a distancia total, concluyó, "tendríamos que tener un mayor número de casos o, que las autoridades sanitarias lo recomienden. Solo tendría sentido clausurar el campus si la presencialidad fuera un factor de riesgo y actualmente el campus es un lugar seguro". Ahora bien, el vicerrector remarcó que la UN está preparada para cualquier escenario.