Los casos activos de covid-19 en residencias de mayores se duplican en dos semanas, hasta los 179

En los últimos 14 días se han detectado cinco brotes en centros de Viana, Sesma, Pamplona, Lesaka y Bera

17.11.2020 | 20:23
Residentes de la Casa de Misericordia pasean por la zona exterior de la residencia durante la desescalada de mayo.

La pandemia de la covid-19, que en los últimos días se ha ralentizado notablemente en Navarra, no ha seguido la misma evolución en las residencias de mayores, donde está volviendo a tener una incidencia importante, al registrar actualmente 179 casos activos de coronavirus, el doble de los que había hace dos semanas, cuando Derechos Sociales reportaba 85. En estos 14 días, se han detectado en centros de mayores cinco brotes de covid-19 que han afectado a la residencia Nuestra Señora de Gracia en Viana, Virgen del Carmen en Sesma, Andra Mari Zaharren Egoitza en Lesaka, Cínica San Fermín en Pamplona y Residencia San José en Bera, que han elevado la cifra de casos, que supone porcentualmente un 3,5% del total de 5.171 usuarios. También en la última semana el aumento de casos activos es notable, pasando de los 136 registrados el martes 10 de noviembre, a los 179 de ayer, un 31% más, lo que contrasta con los positivos en residencias de personas con discapacidad, donde el número de casos activos se ha reducido a tres.

En este contexto, la consejera, Carmen Maeztu reiteró ayer que se podrán "relajar" las medidas de aislamiento, en el momento en el que la situación epidemiológica evolucione favorablemente. No obstante, la consejera apuntó que ya están trabajando para recuperar las visitas a los centros, que se harán de forma escalonada, estableciendo las medidas de seguridad necesarias y limitando y regulando en lo posible la circulación de muchas personas dentro del recinto. Asimismo, recordó que se mantienen las visitas en tres supuestos excepcionales: el final de vida; el alivio de descompensación neurocognitiva de la persona residente; o las situaciones de grave deterioro de la situación psicoafectiva de la persona residente, y que se realizarán cumpliendo de forma estricta los protocolos sanitarios.

Según los datos reportados ayer por Derechos Sociales, de los positivos en residencias 133 siguen en los centros y no han requerido hospitalización. De ellos, 73 presentan algún tipo de síntoma y 60 están asintomáticos. Otras 28 personas han sido trasladadas a los recursos intermedios y 18 han necesitado ingreso hospitalario. Por otra parte, se han producido ya 285 altas epidemiológicas sin necesidad de aislamiento posterior. Por otra parte, se han producido 88 bajas de profesionales, de las que 68 personas presentan síntomas de la enfermedad y 20 son asintomáticas. En cuanto a los decesos, desde el pasado 1 de julio han fallecido 65 personas mayores procedentes de residencias, 40 en centros hospitalarios y 25 en el propio centro.

En los centros en los que residen personas con discapacidad, se mantiene la tendencia de descenso con tres casos activos del total de 966 personas residentes en los centros. De las tres personas afectadas en este momento, sólo una se encuentra hospitalizada, mientras dos permanecen en su residencia sin síntomas. Han recibido el alta epidemiológica 64 personas, sin que se hayan producido nuevos fallecimientos a los 3 registrados desde el 1 de julio en este sector de la población. En los centros de discapacidad han causado baja por covid-19 18 profesionales: 7 sintomáticos y 11 asintomáticos.