CORONAVIRUS
Navarra detectó 37 nuevos casos de Covid-19 el lunes, según datos provisionales de Salud

Desarticulados dos grupos criminales por estafar más de 150.000€ a empresas navarras

La Guardia Civil arresta a trece personas y ha investigado a otras cuatro

15.12.2020 | 00:50
Un agente del Edite de la Guardia Civil de Navarra.

PAMPLONA – La Guardia Civil ha desarticulado recientemente dos grupos criminales y ha detenido a trece personas acusadas de estafar presuntamente más de 150.000 euros a empresas ubicadas en Navarra mediante la aplicación de técnicas informáticas maliciosas y la estafa denominada Man in the middle. Los detenidos están acusados de cuatro delitos de estafa, delito de blanqueo de capitales y delito de pertenencia a grupo criminal.

La investigación, que ha permitido recuperar 82.000 euros, tiene su origen en el pasado mes de diciembre de 2019, cuando se recibió una denuncia en las oficinas de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Tudela en la que el gerente de una empresa de la zona ponía en conocimiento que había realizado dos pagos de 20.000 y 50.000 euros vía transferencia bancaria a otra empresa por un servicio contratado anteriormente, no habiendo recibido la segunda entidad dicho dinero.

En marzo se recibió una nueva denuncia, interpuesta en este caso en las oficinas de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Estella, por dos supuesto delitos de estafa a una empresa de Villatuerta a la que, mediante dos transferencias bancarias a cuentas fraudulentas facilitadas, le habían estafado casi 90.000 euros.

El Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Estella que se había hecho cargo de las investigaciones solicitó en primera instancia en los dos casos el bloqueo de las cuentas bancarias fraudulentas donde se habían realizado los ingresos. Con esta solicitud, se consiguió bloquear una cantidad cercana a los 82.000 euros. Paralelamente a estos bloqueos se inició una inspección técnico ocular en las empresas y de la documentación.

Con esta labor, los agentes comprobaron que las dos empresas habían sido víctima de la recepción de un correo electrónico fraudulento. Se trata de una modalidad delictiva en la que el delincuente produce un ataque, insertando de alguna forma un troyano o malware para posteriormente interceptar mensajes y así poder leer, insertar y modificar a su voluntad, realizando un acceso ilegítimo al correo electrónico entre dos partes.

De ese modo, los denunciantes habrían realizado supuestamente el pago de la factura a la cuenta bancaria que su proveedor le había relacionado en el correo electrónico, sin percatarse que ese correo había sido interceptado previamente por el atacante, que modificó el número de cuenta en el que la víctima debía ingresar el dinero.

Una vez bloqueadas las cuentas bancarias fraudulentas y esclarecido el modus operandi utilizado, la investigación se centró en la identificación y localización de los autores. Del análisis de las titularidades y movimientos de las cuentas bancarias fraudulentas se obtuvo la identificación de dos grupos u organizaciones criminales, una asentada en la Comunidad de Madrid y otra en Baleares y la Comunidad Valenciana.

Una vez obtenida la composición y estructura de los dos grupos delincuenciales se dividió la operación en dos fases. En la primera fase, desarrollada sobre el grupo delincuencial establecido en la Comunidad Valenciana y Baleares, fueron arrestadas seis personas. En la segunda fase, desarrollada en la Comunidad de Madrid, se logró la localización y detención de cuatros personas.

Con esta operación, dirigida por los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción número 1 y 2 de Estella, se dan por desarticulados dos grupos criminales y se ha detenido 13 personas, ocho de nacionalidad española, dos nigerianas, una ghanesa, una búlgara y una venezolana. Además, se ha investigado a otras cuatro personas, una de nacionalidad española, una de Ghana, una de Nigeria y una de Malawi.

LA CIFRA

82.000

EUROS RECUPERADOS.

En el curso de las investigciones llevadas a cabo, los agentes de la Guardia Civil de Navarra solicitaron el bloqueo de las cuentas bancarias fraudulentas a las cuales habían realizado las transferencias las empresas víctimas de la estafa. Con esta solicitud, se consiguió bloquear una cantidad cercana a los 82.000 euros.

noticias de noticiasdenavarra