Un total de 115 médicos sufrieron una agresión el pasado año en Navarra

12.03.2021 | 14:17
Fachada del edificio del antiguo hospital Virgen del Camino.

El Colegio de Médicos de Navarra ha animado a los facultativos que sufran cualquier tipo de agresión en el ejercicio de su profesión a que lo denuncien siempre y a que comuniquen a la entidad cualquier tipo de violencia que puedan padecer. El pasado año un total de 115 profesionales sufrieron una agresión en la Comunidad foral.

Con motivo del Día Europeo contra las Agresiones a Médicos y Profesionales Sanitarios, el Colegio de Médicos de Navarra ha animado a denunciar cualquier agresión, ya que "la denuncia de estos hechos facilitará tener un registro fiable y poder actuar en defensa de la dignidad de un colectivo ya especialmente castigado por la pandemia".

En este sentido, ha remarcado que en Navarra, durante el año 2020, 115 facultativos comunicaron al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Navarro de Salud algún tipo de agresión, una cifra ligeramente inferior a la registrada en 2019, que fueron 127.

También han descendido las agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos. Así, según los datos presentados por el Observatorio contra las Agresiones a Sanitarios de la Organización Médica Colegial (OMC), durante el año 2020, el número total de agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos fue de 441, lo que significa un descenso del 35% con respecto a las comunicadas en el año 2019, que había sido la cifra más alta de los últimos diez años, con un total de 677.

En Navarra, el 88,6% de las agresiones registradas durante el año 2020 han sido de tipo verbal (59 agresiones verbales con amenazas y 43 con insultos, del total de las 115 registradas). Seis agresiones más fueron físicas intencionadas y otras seis físicas no intencionadas. El insulto o la amenaza es también el tipo de agresión claramente mayoritario en las estadísticas de la Organización Médica Colegial, ya que nueve de cada diez agresiones comunicadas a los Colegios de Médicos en 2020 se han producido en forma de insulto o amenaza y un tercio de forma telemática.

En este sentido, en 2020 y debido a la situación derivada de la pandemia por Covid-19, el 29% de las 441 agresiones registradas por los Colegios de Médicos se realizaron por vía telefónica o telemática, frente al 71% restante.

Este nuevo contexto sanitario y asistencial ha provocado un cambio respecto a la consecuencia de las agresiones que en 2020 fueron mayoritariamente no físicas (56%) frente al 44% de las físicas, invirtiendo la tendencia por primera vez en los últimos años, han explicado desde el Colegio de Médicos.

Según han indicado, otro dato destacable es que son las mujeres las que sufren la mayor parte de las agresiones. Así, en Navarra, suponen el 67,8% por ciento de las 115 agresiones registradas por los médicos y médicas en el Servicio Navarro de Salud. También los datos de la Organización Médica Colegial (OMC) reflejan esta tendencia, ya que el 57% de las agresiones corresponden a mujeres frente al 43% de los hombres.

TOLERANCIA CERO FRENTE A LAS AGRESIONES

El Colegio de Médicos de Navarra ha advertido de que las agresiones notificadas "son sólo la punta del iceberg", por lo que ha animado a "comunicar cualquier tipo de agresión y a iniciar el proceso de denuncia, no con el fin de castigar al paciente, sino en defensa de la dignidad profesional y para trasladar a la sociedad que no sale gratis agredir al profesional sanitario".

En este sentido, el Colegio de Médicos de Navarra pone a disposición de sus colegiados un servicio de asesoría jurídica personalizada que permite que el médico que ha sufrido una agresión esté acompañado por un letrado desde el inicio del proceso. Además, el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) facilita una valoración confidencial y personalizada si el profesional necesita, además, asistencia en el ámbito psicológico.

En el Día Europeo contra las Agresiones a Médicos, el colegio también ha reclamado para la medicina privada "el mismo tratamiento jurídico que ya tienen los profesionales que trabajan en el sector público". Y ha remarcado que, según datos de la Organización Médica Colegial, el 14% de las agresiones a facultativos durante el año 2020 se han producido en el ámbito del ejercicio privado.

"Desde el año 2015, el Código del Penal reconoce la agresión a los sanitarios del sector público como delito de atentado contra la autoridad, pero quedaron fuera de esta modificación legal los médicos que ejercen en el ámbito privado", ha explicado.

Según ha indicado, "se seguirá trabajando para que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social, contemplando la consideración de delito contra la autoridad tanto si se producen en el ámbito público como en el privado y para que sean penadas con los mismos criterios en todas las comunidades autónomas".