Irlanda y Países Bajos se suman a la suspensión de AstraZeneca

15.03.2021 | 11:19
Una sanitaria con la vacuna de AstraZeneca

El Gobierno irlandés confirmó este lunes que unas 30.000 personas no serán vacunas esta semana con el preparado de AstraZeneca, después de suspender temporalmente su administración al detectarse cuatro nuevos casos de coágulos sanguíneos en Noruega.

El ministro de Sanidad, Stephen Donnelly, indicó que confía en que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) presentará esta semana un "informe positivo" sobre la vacuna de AstraZeneca, con vistas a incluirla de nuevo en la campaña de inmunización.

El dirigente irlandés aseguró a la cadena pública RTE que los afectados recibirán una "nueva cita" para vacunarse y subrayó que este retraso no "tendrá impacto alguno" sobre el calendario previsto.

La decisión del Gobierno de Dublín, agregó, sigue la recomendación de la Comisión nacional de asesoramiento de inmunización (NIAC), que, a su vez, se basa en nuevos datos "proporcionados por la Agencia del Medicamento Noruega".

La NIAC ha señalado que las autoridades sanitarias noruegas han reportado cuatro nuevos incidentes de coágulos de sangre graves en adultos tras ser inoculados con la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca. Aunque la NIAC precisó que no se han establecido aún "vínculos entre la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca y estos casos", recomendó suspender "temporalmente" su administración como medida de "precaución".

Donnelly explicó hoy que, desde el comienzo de la campaña de inmunización, se han administrado más de 110.000 dosis de la vacuna de AztraZeneca, en torno al 20 % del total.

Hasta el pasado jueves, las autoridades sanitarias habían vacunado, con todos los preparados disponibles, a 426.819 personas con la primera dosis, mientras que 162.693 ha recibido el segundo pinchazo en Irlanda, que tiene una población de casi 5 millones.


PAÍSES BAJOS


El Gobierno de Países Bajos ha suspendido temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca para inmunizar a la población contra el coronavirus debido al riesgo de coágulos y tras la muerte de una mujer en Austria que había sido inoculada con el biológico.

Así lo ha comunicado el Ministerio de Salud en un comunicado, en el que señala que "basándose en la nueva información, la Autoridad Holandesa del Medicamento ha recomendado suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca como precaución".

Esta paralización tendrá vigencia hasta el próximo 18 de marzo, mientras se espera una investigación de los posibles efectos secundarios de la vacuna, y afectará a casi 43.000 personas que esperaban la administración de este inmunizador en las próximas dos semanas, según recoge el periódico 'AD'.

"No debe haber ninguna duda sobre las vacunas. Creo que es muy importante que los informes (de efectos secundarios) se investiguen adecuadamente. Siempre debemos pecar de cautelosos, por lo que es aconsejable presionar el botón de pausa ahora como medida de precaución. Confío completamente en nuestros expertos para esto", ha añadido el ministro de Salud, Hugo de Jonge.

Países Bajos e Irlanda se suman a una batería de naciones europeas que también han suspendido la inmunización con AstraZeneca. Según la ONU, hasta el momento Austria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega, Islandia y Tailandia han detenido la inoculación con esta vacuna por precaución. También este domingo Irlanda ha anunciado la paralización.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19.


ASTRAZENECA DESTACA QUE "NO HAY PRUEBAS"


La farmacéutica británico-sueca AstraZeneca ha asegurado que "no hay pruebas" de que su vacuna contra el coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre pese a la decisión de varios países de suspender su utilización como medida de precaución.

La empresa asegura que ha realizado "una revisión minuciosa" de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE.

"Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general", ha explicado la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

"La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública", ha añadido Taylor.