Los detenidos por los incidentes del jueves en Pamplona se enfrentarán a penas de más de cuatro años de prisión

- Seis investigados han pasado la mañana del sábado a disposición judicial y se les imputa atentado con objeto peligroso, resistencia y lesiones leves a los policías
- Se les juzgará el 9 de septiembre tras quedar en libertad con medida cautelar
- No podrán entrar al Casco Viejo hasta que sean juzgados

28.08.2021 | 14:52
Policías, el pasado jueves en la calle San Gregorio.

Los detenidos por los incidentes acaecidos el pasado jueves en el Casco Viejo de Pamplona han pasado la mañana del sábado a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de la capital navarra, que les ha dejado en libertado provisional a la espera del juicio que tendrán el próximo 9 de septiembre. Los arrestados se van a enfrentar a importantes penas de prisión que oscilan entre los 3 años y 10 meses y los cuatro años y siete meses de cárcel que se solicita para dos de los investigados. Han quedado en libertad con la obligación de cumplir una medida cautelar de movilidad. En concreto tendrán que comparecer ante el juzgado cuantas veces sean requeridos y el juez ha acordado que ninguno de ellos podrá acceder al interior del Casco Viejo de Pamplona hasta que se celebre el juicio oral. El instructor subraya que "es consciente de que esta medida no impedirá la participación de estos detenidos en la celebración de otros botellones fuera de Pamplona, pero el principio de legalidad impide prohibirles la participación genérica en dichos eventos, al no estar prevista esta posibilidad en la ley".

En los disturbios conviene recordar que resultaron heridos hasta ocho policías municipales. Aunque en principio se comunicó el arresto de once personas, los investigados que han sido trasladados la mañana del sábado a dependencias judiciales han sido seis, que responderán en este caso por las algaradas y ataques producidos en la zona del Archivo, donde los policías actuantes fueron recibidos a botellazos. La Fiscalía aprecia en la causa la existencia de los delitos de atentado (por las agresiones a los agentes) con las agravantes de haber utilizado en dicho ataque objetos peligrosos, como piedras, y de disfraz, debido a que se cubrieron el rostro para no ser identificados. Además, alguno de los investigados tendrán que hacer frente también a los delitos de resistencia y de lesiones leves a alguno de los agentes actuantes.


Una de las piedras lanzadas a la Policía Municipal el jueves. Foto: Policía Municipal

Los incidentes tuvieron dos centros neurálgicos. Primero se tuvo que desalojar la calle San Gregorio hasta en dos ocasiones, debido a varios conatos de riñas multitudinarias y a los actos vandálicos que estaban protagonizando algunos jóvenes, que incluso llegaron a subirse a balcones de los vecinos de las inmediaciones. Posteriormente, la Policía hubo de actuar también en torno a las 2.30 horas en la zona del Archivo de Navarra debido a botellones que concentraban en el lugar a más de medio millar de personas. En este punto se sucedieron los enfrentamientos más violentos con lanzamientos de objetos, botellas y piedras a los agentes policiales.

noticias de noticiasdenavarra