Inundaciones Navarra | "Ya nos lo olíamos, pero no pensábamos que iba a ser tan fuerte"

En Villava están tristemente acostumbrados a las crecidas del río Ulzama, aunque ésta superó las previsiones

11.12.2021 | 01:00
Los bomberos, en la lancha, en la zona de la papelera San Andrés.

Villava-atarrabia – En las zonas de Villava más afectadas, en las que los vecinos por desgracia están más acostumbrados a este tipo de circunstancias, la mayoría de personas, tras el aviso de la policía en la tarde anterior, pudo prepararse en mayor o menor medida para lo que venía, e incluso hubo a quien no le hizo falta. "Mirando el aforo del río en Olave ya te lo olías, pero lo que no pensaba es que iba a ser así, porque es la vez que más se ha salido. No se cuantas llevamos vistas y esto no es lo normal", afirmaba Víctor Lisarri, vecino de la calle Andreszar.

Tras el aviso de la policía, la mayoría de vecinos pudo retirar sus vehículos de las calles que quedaron anegadas horas después, aunque la magnitud de la riada pilló por sorpresa a más de uno cuando el agua avanzó mucho más de lo esperado.

"No puedo quitar el coche de mi hermana porque tiene ella las llaves y no puede salir de casa por el agua", explicaba preocupado un vecino. El agua ya llegaba al vehículo y, aunque esta no llevaba fuerza, no estaba claro si iba a ir a más o a menos.

De hecho, a lo largo de la mañana circuló un bulo que decía que iban a abrir las compuertas en Eugui, algo que tuvo que ser desmentido por la Policía Municipal de Pamplona ante la ingente cantidad de llamadas que llegaban preguntando con preocupación por esta circunstancia.

Una vez desmentido esto, y al no ser una zona con demasiados comercios, la principal preocupación de los vecinos fueron sus vehículos, como explicaba en el lugar un agente de la Policía Municipal de Villava. "Las personas que están atrapadas en sus casa están tranquilas, porque ya están acostumbradas, lo que más les preocupa son sus coches", manifestaba el agente.

"Nos avisaron hacia las 8 de la tarde para que sacásemos los coches del garaje, aunque hemos tenido que volver a moverlos de madrugada porque el agua llegaba a la mitad de la calle", manifestaba Ausi Zaino, residente en la calle Andreszar, que explicaba que estaban sin agua caliente, calefacción ni electricidad en casa. "Los cuadros deben de estar debajo de la rotonda y todo el subsuelo está inundado. Y el problema es que no sabemos cuánto va a durar esto", lamentaba.

Por suerte, a la tarde ya había pasado la peor parte de la riada y no hay previsión de que se vaya a repetir algo similar, o incluso de menor calibre, en los próximos días.

"Es la vez que más se ha salido. No se cuántas llevamos vistas

y ésta no es normal"

Jesús Lisarri

Vecino de Villava

"Hemos tenido que volver a mover el coche porque el agua llegaba

a la mitad de la calle"

Ausi Zandio

Vecina de Villava

noticias de noticiasdenavarra