evolución de la pandemia

Los expertos auguran olas recurrentes con variantes que se irán sucediendo

La variante ómicron sigilosa, que es “un 30% más transmisible”, ya origina el 35% de los contagios en Navarra - Se cumplen dos años del primer caso en la comunidad

01.03.2022 | 01:08
Una técnico de laboratorio del servicio de Microbiología trabaja con una muestra.

pamplona – Cuando se cumplen dos años del primer caso de covid-19 en Navarra, todavía quedan muchos interrogantes por conocer sobre la enfermedad. Uno de ellos, el más importante para la sociedad, es qué será de su futuro tras seis olas de diferente amplitud y altitud que han acabado con la paciencia de cualquiera tras ver, además, su capacidad de modificarse en variantes cada vez más contagiosas.

En concreto, en estos dos años el virus ha tenido cientos de cepas, de las que seis –la original, Alfa (británica), Beta (sudafricana), Gamma (brasileña), Delta (india) y ómicron– han sido las mayores culpables de los 199.938 casos, 6.988 hospitalizaciones (723 de ellas, en UCI) y 1.429 fallecidos que han tenido lugar en la Comunidad Foral en todo este tiempo.

Y, con todo, el covid-19 no ve menguada su capacidad de reproducirse. "En Navarra tenemos ya a ómicron BA.2 (más conocida como sigilosa) en un 35%, y llegará a ser prioritaria. Y después llegará otra, que no sabemos cual será", vaticinan desde el servicio de Microbiología del Hospital Universitario de Navarra (HUN) su jefa, Carmen Ezpeleta, y las microbiólogas de su equipo Ana Miqueleiz y Ana Navascués, que con fuentes danesas cifran en un "30%" la mayor transmisibilidad de ómicron sigilosa respecto a ómicron original, aunque se augura que "no produce una enfermedad más grave".

Por todo ello, y "si ésta es más contagiosa que ómicron, y ésta más que Delta, que fue tremenda y corrió como la polvora", esperan que pueda haber más olas, aunque sin entrar en su magnitud, ya que reconocen "no saber qué pasará" en el choque entre cepa más transmisible e inmunidad –natural y adquirida por la vacuna–.

"Los microbiólogos nos estamos preparando para la próxima ola y para la próxima variante, nuestra situación no ha cambiado para nada. Todos los días estudiamos las variantes, y actuamos como si fueramos a tener una ola pasado mañana, que ya sé que no, pero así es cómo actuamos", muestra el equipo, que tiene "asumido" que "ómicron durará unos meses y luego llegará otra variante".

"Tenemos interiorizado que las variantes duran tres, cuatro o cinco meses y luego llegará otra", aseguran. "Al principio no fue así y las dos primeras olas fueron con la misma", recuerdan, "pero una vez vino la británica todo el mundo empezó a conocer el término variante y ya tenemos súper interiorizado que después de una viene otra", reconocen.

Por ello, desde Microbiología no han respirado a pesar de la importante bajada en el número de casasos. "Todos los días realizamos vigilancia de las variantes que circulan, realizamos el tipado de varias cepas y es algo que lo llevamos muy al día porque es algo que va cambiando", exponen.

noticias de noticiasdenavarra