Condenado al abordar en Pamplona a dos menores para que le besaran

Es un joven de 19 años que se conformó con dos años de prisión por unos hechos ocurridos a finales de 2020

15.03.2022 | 00:22
Fachada principal del Palacio de Justicia. Foto: Oskar Montero

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado de conformidad a un joven de 19 años y de nacionalidad ecuatoriana, a dos años de prisión que abordó a dos menores de edad en Pamplona con la intención de besarlas y agarrarlas por la fuerza. Se le condena por sendos delitos de abusos sexual, se le impone la prohibición de acercarse a las víctimas a menos de 200 metros y durante cinco años. A una de ellas debe indemnizarla con 800 euros y a la otra con 500 euros. El acusado, que aceptó los hechos, no tendrá que ingresar en prisión al no tener antecedentes penales y no superar la condena los dos años de cárcel. Antes de la vista oral, que no se celebró al alcanzar el acuerdo, el acusado depositó los 1.300 euros de indemnización.

Según los hechos probados que recoge la resolución, el acusado se dirigió sobre las 7.25 horas del 1 de diciembre de 2020 a una joven de 17 años y le pidió si le podía ayudar a buscar un pendiente, iluminándole con el móvil y le dijo "qué guapa eres". La menor accedió a ayudar al acusado, le acompañó y no encontraron el objeto, pero en un momento dado el encausado le dijo si le podía abrazar y, sin obtener respuesta, le abrazó de forma fuerte y le preguntó: ¿Ahora te puedo abrazar por detrás...? Pese a que la joven le contestó negativamente, el procesado le agarró rápidamente por detrás y atrajo hacia el sí el cuerpo de la chica, manteniendo el agarre hasta que apareció el hermano de ella y empujó al acusado tirándolo al suelo.

Pocos días antes había protagonizado unos hechos muy similares. Fue el 23 de noviembre de 2020, a las 7.35 horas, cuando el acusado se acercó a una menor de 14 años, que llevaba a su hermano de 6 a casa de su tía. Al cruzarse con ella por la calle le dijo si le podía dar un beso y un abrazo. Ella le respondió que no y se alejó del lugar, siendo seguida durante unos instantes por el acusado, lo que le causó a la chica un gran temor y desasosiego.

noticias de noticiasdenavarra