Irache avisa de los peligros de contratar por teléfono y aconseja hacerlo por escrito

La mitad de la ciudadanía navarra ha contratado algún servicio vía telefónica

21.03.2022 | 00:50
Una persona realiza una llamada con su teléfono móvil.

pamplona – El 52% de la ciudadanía navarra ha contratado de forma telefónica algún servicio, según muestra una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que advierte de que los contratos realizados de esta manera "dan más problemas" y aconseja "hacerlo siempre por escrito".

La contratación vía telefónica, expone Irache, "ofrece una menor protección para el consumidor ya que habitualmente se produce a instancias del empresario (que contacta con él sin previo aviso) y además el consumidor no dispone de la oferta comercial por escrito en ese momento para revisarla". Esto hace que, en muchos de los casos, apuntan, "si hay discrepancias entre lo ofertado y lo contratado haya que pedir la grabación de la llamada de a la empresa, una gestión que no siempre resulta sencilla y que supone una dificultad o una demora para cualquier reclamación".

La vía telefónica"es una estrategia comercial que utilizan muchas empresas para ofrecer sus productos a los consumidores. En estos casos, "como norma general el usuario sólo quedará vinculado una vez que haya aceptado la oferta mediante su firma o mediante el envío de su acuerdo por escrito, que, entre otros medios, podrá llevarse a cabo mediante papel, correo electrónico, fax o sms", subraya..

Por otro lado, Irache indica que las contrataciones telefónicas hacen que el consumidor no cuente con un documento en el que consten las condiciones pactadas y, cuando hay alguna discrepancia, "generalmente es necesario solicitar la grabación del contrato para comprobarlo". Sin embargo, en ocasiones, "cuando se escucha, el consumidor asegura que esas no son las condiciones que se le prometieron".

plasmar en contrato Esto se debe, explica, a que "en muchas ocasiones el agente comercial promete unas condiciones atractivas como gancho, que luego no se plasman en el contrato". Por ello incidió en la importancia de solicitar que envíe por escrito la oferta comercial antes de contratar.

Irache ha apuntado que la ley general para la defensa de los consumidores "obliga a que la empresa, cuando contrate por teléfono, facilite la confirmación del contrato con sus todas sus condiciones en un soporte duradero y en un plazo razonable, que no debe darse más tarde de la entrega del producto o de la ejecución del servicio". Un requisito que "no se cumple en muchas ocasiones y se limitan, en el mejor de los casos, a remitir al consumidor a la web de la compañía".

Como norma general, en los casos en los que es el agente de la empresa el que llama al consumidor, "el contrato no debería ser válido hasta que el consumidor plasmase su aceptación en un formato duradero, como puede ser la firma en el documento escrito o, al menos, la aceptación por correo electrónico o SMS, por ejemplo". Según explica, algunas empresas, tras convencer al consumidor, le piden que llame a otro número para contratar con el objetivo de "eludir las obligaciones". Así las cosas, Irache aconseja no contratar por teléfono y que, ante una llamada comercial, soliciten que se les facilite la información por escrito o email.

noticias de noticiasdenavarra