Fallece un vecino de Doneztebe atropellado por el coche averiado al que fue a socorrer

Manuel Blanco, de 56 años, fue arrollado cuando empujaba el vehículo junto a un amigo y el padre de éste en Zubieta

05.07.2020 | 09:27
El vehículo tras caer por un barranco en Zubieta.

pamplona – Un vecino de Doneztebe, Manuel Blanco, de 56 años de edad, falleció la pasada madrugada en Zubieta en un accidente cuyas circunstancias se investigan, aunque podría haber sido atropellado cuando ayudaba a empujar el turismo del padre de un amigo, el cual se había averiado y como consecuencia del suceso terminó al fondo de un barranco.


Según informó la Policía Foral, el suceso tuvo lugar sobre las 1.09 horas de la madrugada del sábado, en el punto kilómétrico 21,200 de la carretera NA-170 (A-15-Leitza-Doneztebe), en el término municipal de Zubieta, al salirse el turismo por el margen izquierdo de la vía, sentido Doneztebe-Santesteban, con posterior atropello a la persona que resultó fallecida y choque contra el arbolado.


Las mismas fuentes señalan como posible dinámica del siniestro que el vehículo se habría averiado y el conductor, J.G.T., vecino de Irún (Guipuzkoa) de 71 años, habría llamado a su hijo, I.G.S., de 44 años y de Doneztebe, para que le ayudara. Este habría acudido al lugar en compañía de un amigo, Manuel Blanco, también de Doneztebe, quien posteriormente fue arrollado por el coche y falleció.

Al parecer, el padre y el hijo podrían estar empujando el turismo averiado mientras que Manuel Blanco, dirigía el volante desde la puerta del conductor, sin llegar a montarse. En un momento dado, habrían perdido el control del turismo, que cayó por un barranco por causas que se investigan, lo que causó el atropello y muerte del vecino de Doneztebe de 56 años. Tanto el padre, conductor del coche averiado y persona que pidió ayuda, como su hijo, que acudió al lugar del suceso con su amigo, resultaron ilesos, señaló este cuerpo policial.

Al lugar del accidente acudieron patrullas de la Policía Foral de la comisaría de Elizondo y patrullas de seguridad vial de Pamplona, que se encargaron de regular la circulación. También se personaron un equipo de la Brigada de Atestados, el cual se hizo cargo de la instrucción de las diligencias, y una dotación de Bomberos, que realizó las labores de rescate de la persona fallecida.

Por otra parte, el vehículo implicado en el accidente, de la marca Mercedes, fue extraído ayer a la mañana con la ayuda de una grúa del barranco en el que había caído de madrugada. A la espera de la autopsia, la Policía Foral investiga las causas del siniestro.

La localidad navarra de Zubieta, lugar en el que tuvo lugar el accidente, se encuentra a unos diez minutos en coche de Doneztebe, donde vivían el fallecido y su amigo, I.G.S., quienes acudieron en ayuda del padre de este último, que los llamó debido a que su vehículo se había averiado. Por su parte, el alcalde de Doneztebe, Santiago Uterga, calificó el accidente como "una fatalidad".

Se trata de una zona que no es problemática en cuanto a accidentes se refiere y que no suele estar muy transitada por vehículos. En concreto, el tramo que une Doneztebe y Leitza es algo sinuoso, aunque en el caso del accidente ocurrido la pasada madrugada no influyeron causas relacionadas con la carretera, sino que se produjo mientras los tres implicados se encontraban empujando el coche, según la información que proporcionó ayer la Policía Foral.