CORONAVIRUS
189 nuevos casos de Covid-10 detectados en Navarra el miércoles, 24 menos que el martes

Detenido por homicidio imprudente el conductor responsable del accidente mortal en Milagro

L.A.A.Z., de 28 años, dio positivo en alcohol tras invadir el carril contrario y chocar contra el turismo en el que viajaba Mª Carmen Franco Vázquez, de 62 años y vecina de San Adrián

27.03.2021 | 08:41
Imagen del vehículo del detenido

La Policía Foral detuvo ayer al conductor responsable de la colisión ocurrida el viernes por la noche en Milagro en la que falleció una mujer en la carretera NA-134 (Eje del Ebro). Se trata de un varón de 28 años, vecino de Villafranca, L.A.A.Z., que dio positivo en alcohol y que invadió el carril contrario, donde chocó contra el turismo en el que viajaba de copiloto la fallecida, Mª Carmen Franco Vázquez, de 62 años y vecina de San Adrián.

El siniestro tuvo lugar sobre las 21.15 horas del viernes en el kilómetro 29,900, donde un turismo de la marca Audi que conducía el joven y otro de la marca Peugeot en el que circulaba la fallecida junto a su marido, A.L.G., de 59 años, chocaron frontalmente. Hasta el lugar del suceso acudieron bomberos de los parques de Peralta y Tudela, además de patrullas de Tráfico de la Policía Foral y un equipo de Atestados, que se hizo cargo de investigar lo ocurrido.

Como consecuencia del impacto, falleció Mª Carmen Franco Vázquez, que viajaba como copiloto en el turismo que conducía su esposo, que fue descarcelado por los bomberos con heridas de carácter grave y fue trasladado en ambulancia al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), donde anoche permanecía ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

DUPLICÓ LA TASA Por su parte, el chófer del otro turismo, de origen ecuatoriano, pudo salir por su propio pie del vehículo y, tras ser sometido a las pruebas de alcohol y drogas que le efectuaron los agentes de la Policía Foral, dio positivo en la primera de ellas con una tasa que casi duplicaba la permitida. Ante esta circunstancia, y al comprobarse que había invadido el carril contrario de forma muy pronunciada (la mayor parte del impacto en los coches se registró en los puestos del copiloto), los agentes de la Policía Foral procedieron a su detención como autor de un delito de homicidio por imprudencia grave y un delito de lesiones por imprudencia grave. Posteriormente fue puesto en libertad pendiente de ser citado próximamente por el juzgado.

La mujer fallecida en la colisión era originaria de Extremadura y llevaba viviendo décadas en San Adrián, adonde se trasladó con su familia. De hecho, en la misma localidad navarra residen varios hermanos. Era madre de dos hijos.