La negativa a dar un cigarro pudo iniciar la paliza mortal al repartidor en Logroño

Seis jóvenes han sido detenidos con respecto a los hechos, dos de ellos menores de edad

14.04.2021 | 10:55
Vista del Parque del Ebro, en Logroño.

La Policía Nacional ha indicado que, presuntamente, la negativa de la víctima a dar un cigarro a un grupo de seis jóvenes pudo ser el origen de la "agresión brutal" que acabó con la vida del joven de 34 años, residente en Oyón (Alava) y que trabajaba como repartidor en Logroño, en las inmediaciones del parque del Ebro de la capital riojana la pasada semana.

Además, tal y como han anunciado las fuentes policiales, la víctima "fue elegida al azar, sin ningún tipo de dudas" y, seguramente, "podría haberse salvado" si hubiera tenido la atención médica necesaria.

La Policía Nacional ha resuelto "en 72 horas" el asesinato del joven que tuvo lugar el pasado martes, 6 de abril, en torno a las 23,15 horas de la noche, en la intersección de la calle Intendencia con la calle Ebro de la ciudad de Logroño.

El joven herido quedó inconsciente "toda la noche" y fue descubierto a las 07,30 horas del día siguiente, momento en el que fue trasladado al hospital San Pedro donde, finalmente, falleció.

La investigación apunta, además, que todos los agresores participaron "de una forma u otra" en el suceso. "Unos cometiendo la agresión y otros jaleándola", ha afirmado.

Con respecto a los seis detenidos, cuatro mayores de edad y dos menores, estos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño el pasado lunes día 12 a las 12,00 horas, quien ordenó su inmediato ingreso en prisión sin fianza, siendo las dos menores (de 14 y 16 años) puestas a disposición de la Fiscalía de Menores, ordenando su ingreso en un centro de reforma.

LOS HECHOS


Según han confirmado las fuentes policiales, los hechos ocurrieron cuando la víctima se encontraba apoyada en un murete del parking de Revellín, "en el que circunstancialmente se topa con un grupo de seis jóvenes, los cuales se le acercaron y uno de los varones le pidió a la víctima un cigarro, momento en que ante la negativa de la víctima de hacerle entrega del mismo, comienza la discusión la cual desemboca en una agresión brutal, empleando puñetazos dirigidos hacia su cabeza y patadas a lo largo de todo su cuerpo, dejando a la víctima, tirada en el suelo en estado inconsciente".

Acto seguido, los agresores abandonan el lugar, llegando a la altura del frontón, cuando uno de los varones les manifiesta al grupo que "quiere volver otra vez para quitarle todo lo que lleva encima", contestando las dos menores "sí, sí vamos a quitarle todo lo que lleve", volviendo de nuevo todo los integrantes del grupo al lugar.

Es en ese momento cuando, presuntamente, aprovechan para sustraerle diferentes pertenencias, entre ellas, la cazadora que portaba, la cartera, el teléfono móvil y la bicicleta, no sin antes propinarle de nuevo sucesivas patadas y puñetazos.

Se da la circunstancia de que cuando se alejaban del lugar y debido al Estado de Alarma por la pandemia en la que estamos inmersos, y en pleno "toque de queda" los autores aprovecharon estas circunstancias así como el lugar donde se produjeron los hechos, poco transitado, para facilitar su acción "ya que difícilmente podrían ser sorprendidos por ningún viandante", afirman las fuentes policiales.

Y es el día siguiente alrededor de las 07,30 horas cuando un vecino que se encontraba paseando a su perro descubre a la víctima tendida en el suelo, inconsciente, observando que presenta abundante sangre en la cabeza así como en las manos por lo que realiza una llamada al Servicio de Emergencias 112, acudiendo una patrulla de la Policía Local de Logroño hasta el lugar y solicitan asistencia médica urgente, acudiendo dos ambulancias al lugar para acto seguido trasladar a la víctima al hospital San Pedro, quedando ingresada en el mismo.

El día 7 de abril, miércoles, a las 10,30 horas los Agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Policía Judicial de esta Jefatura fueron requeridos por el Area de Urgencias del hospital San Pedro para poner en conocimiento que un paciente se hallaba ingresado en estado crítico, y que el mismo carecía de cualquier tipo de documentación, por lo que solicitaban la plena identificación del mismo con el objeto de contactar con los familiares, trasladándose hasta el hospital, agentes pertenecientes al Grupo de Homicidios y expertos de la Brigada Provincial de Científica, quienes identificaron al varón, iniciando una investigación.

LA NOCHE DE LOS HECHOS, UNO DE LOS DETENIDOS PARTICIPO EN UN ROBO


Ese mismo martes día 6 de abril, agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, realizando labores de prevención de la delincuencia y del cumplimiento de la normativa Covid, identifican al grupo de autores en las inmediaciones de la Calle Portales, poco después de los hechos y posteriormente es misma noche uno de los autores, el varón de 22 años de edad fue detenido como presunto autor por un Delito de Robo con Fuerza en una caseta de obras de esta ciudad.

Todo ello, media hora aproximadamente después de haber cometido el brutal asesinato y sin ningún tipo de remordimientos.

DETENCIONES


La primera de las detenciones se produjo el día 9, viernes, deteniendo a las 15,15 horas en la vía pública cuando salía de su domicilio al varón de 22 años de edad, de nacionalidad colombiana, mencionado anteriormente como detenido por un Delito de Robo con Fuerza. Siendo en el transcurso de esa misma tarde sobre las 19,05 horas cuando se detiene a otro de los autores, un varón español de 25 años de edad, realizándose la detención en vía pública en las proximidades de su domicilio.

El tercero y cuarto de los detenidos, se producen al día siguiente, sábado día 10 de abril, el primero de ellos en la vía pública, siendo detenido un varón de 19 años y la segunda detención sobre las 14,50 horas realizándose una Entrada y Registro en el propio domicilio de dicho autor, mandamiento otorgado por el Juzgado de Instrucción Número Tres de Logroño.

Entrada llevada a cabo por los agentes pertenecientes a la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana en colaboración con los agentes integrantes del Grupo de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), de la Brigada Provincial de Policía Judicial, siendo detenido un varón de 21 años de edad, de nacionalidad española.

Posteriormente se llevaron a cabo otras dos entradas y registros en los domicilios de los detenidos el día anterior, donde se incautaron los diferentes efectos y ropa que portaban los autores el día que cometieron los hechos.

Las dos últimas detenciones se producen el domingo día 11, a las 13,20 y 14,20 horas, siendo estas dos mujeres menores de edad, las cuales son hermanas de 14 y 16 años, de nacionalidad española. Los detenidos son conocidos por la Policía Nacional.

Por su parte, y tras el esclarecimiento de los hechos, la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán, ha querido lamentar profundamente lo ocurrido así como enviar sus condolencias a la familia y allegados de la víctima.

Además ha reconocido "el excelente trabajo de la Policía en esta operación" porque la realidad es que "en 72 horas se ha resuelto la conocida como 'Operación Plumas'" por la cazadora que llevaba la víctima y que, posteriormente, llevó uno de los agresores para cometer otro robo.
noticias de noticiasdenavarra