El Supremo rebaja a 20 años de cárcel la pena a un Dominican Don't Play

El condenado mató a tiros a otro miembro de la banda en un bar del distrito madrileño de la Latina

23.03.2022 | 19:46
La fachada del Tribunal Supremo (Madrid).

El Tribunal Supremo ha rebajado a 20 años de cárcel la condena impuesta a un integrante de la banda latina de los Dominican Don't Play (DDP) condenado por matar a tiros a un miembro de la misma organización en un bar de la calle Seseña del distrito Latina al suprimir agravantes del delito de organización criminal.

Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que se estima de forma parcial el recurso interpuesto por el condenado contra la sentencia dictada en septiembre de 2021 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que desestimó el recurso de apelación contra la sentencia condenatoria de la Audiencia Provincial de Madrid.

Los magistrados acuerdan mantener la condena a Jaime Antonio A.M. por los delitos de asesinato (17 años de cárcel), pertenencia a organización criminal (4 años y tres meses de prisión) y tenencia ilícita de armas (un año de cárcel).

Sin embargo, suprime "las agravaciones del apartado 2 b) y 3" del artículo 570 Bis del Código Penal relativo al delito de pertenencia a organización criminal al no constar acreditadas, quedando la pena en "dos años de prisión por la mera participación activa en la organización y tratarse de delitos graves", tal y como se recoge en la prueba practicada en la exposición de los agentes durante el juicio.

En la vista oral, los investigadores mencionaron "las múltiples detenciones e identificaciones del acusado en acciones o junto a personas que pertenecen a dicha banda", a la que pertenecía el fallecido.

De este modo, la pena que se le impuso a 22 años y tres meses de cárcel quedaría rebajada a 20 años de prisión, según la modificación de la calificación jurídica.

Los hechos objeto del procedimiento se produjeron sobre las siete de la mañana del 14 de abril de 2019 cuando el acusado entró en un local ubicado en la calle Seseña de la capital. Al entrar, bajó a la parte baja del local y disparó a otro hombre con una pistola calibre 9. Dos días después, murió la víctima.

La sentencia recurrida consideró probado que el condenado era miembro de la banda Dominican Don't Play, así como que el día del crimen portaba una pistola de 9 mm sin poseer licencia para ello.

noticias de noticiasdenavarra