La Asociación de Editores Independientes toma las riendas de la 2ª Feria de la Edición

En 2017 la cita se confundió con Merkatua y esta vez los profesionales quieren dar más visibilidad a quienes promueven libros, discos y otros soportes en Navarra

07.02.2020 | 16:03
La primera edición tuvo lugar en el espacio Geltoki (antigua estación de autobuses de Pamplona), espacio ahora ocupado por otros colectivos.

pamplona - La Asociación de Editores Independientes de Navarra/Nafarroako Editore Independienteen Elkartea ha tomado las riendas de la organización de la segunda edición de la Feria de la Edición del libro, el disco y otros soportes, que se celebrará entre el 21 y el 25 de noviembre en el paseo de Sarasate de Pamplona. Así, si la primera entrega de esta cita se diluyó un poco en la programación de 948-Merkatua, en esta ocasión, y aun cuando coincidirán durante algunos días, pretende tener su propio protagonismo.

Así lo explica Aritz Otazu, responsable de la editorial Mintzoa y recientemente nombrado presidente de la Asociación de Editores Independientes de Navarra. Esta entidad nació en los años 90, pero apenas tuvo actividad. En 2005 adoptó su nombre actual y montó alguna charla, pero poco más, "y el año pasado, algunos editores empezamos a hablar de que había que dinamizar la asociación porque en Navarra hacía falta una feria de este tipo ya que es una tierra muy rica en el ámbito de la edición". De ahí que, según comenta Otazu, contactaran con el Gobierno de Navarra. El Ejecutivo, por su parte, les contó que tenía previsto poner en marcha 948-Merkatua y que podían encajar en el mismo marco. "Nosotros aceptamos, pero también les dijimos que queríamos estar un poco aparte porque nuestro espíritu es diferente", por eso hablaron con el Ayuntamiento de Pamplona, que vio la iniciativa con buenos ojos y les cedió el espacio Geltoki, en la antigua estación de autobuses. Allí se reunieron tanto editoriales como asociaciones culturales y autónomos con distintos productos generados en Navarra. "Y fue todo un éxito. En cinco días visitaron la feria unas 5.000 personas", incide Otazu, que destaca la respuesta del público a pesar de que la Feria de la Edición "no tuvo tanta publicidad como Merkatua" y su difusión pública quedó un poco diluida.

la inscripción sigue abierta Las excelentes cifras de asistencia apoyaron la idea de la asociación de que Navarra necesitaba una feria de estas características, así que mientras el año pasado la organizó el Gobierno foral con la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona y la Asociación de Editores Independientes, en 2018 será esta última entidad la organizadora con la colaboración del Ejecutivo, que les aporta 10.000 euros, y del Consistorio, que les ha cedido el espacio, las tomas de luz y otros aspectos técnicos. Además de la subvención pública, la cita se financia con las cuotas de los asociados y la cantidad que pagan los participantes -editoriales, sellos discográficos, asociaciones y colectivos culturales- por disponer de un espacio donde exhibir sus productos. Y aunque la inscripción finaliza hoy, "vamos a dejarla abierta una semana más porque sabemos que hay gente que no se había enterado bien de las fechas".

Tanto en la primera como en la segunda edición, la procedencia de todos los expositores será de la Comunidad Foral, pero en adelante "nuestro objetivo es que todo lo que perteneció al antiguo Reino de Navarra, todas sus editoriales, casas de discos, asociaciones y demás estén aquí". En cuanto a su convivencia con la Feria del Libro de Pamplona que celebran los libreros en junio, Otazu cree que ambas actividades son complementarias. "Hay editoriales, como Txalaparta, Pamiela, Igela, Denonartean, que llevamos más de treinta años y las ferias del libro se centran más en las novedades, que apenas tienen unos meses de vida. Nosotros tenemos unos fondos muy potentes, hablamos de más de 1.000 títulos, y una feria de la edición nos permite sacar nuestro pulmón, que es nuestro catálogo".

Respecto a la proximidad de este programa con la de la Feria de Durango -5 al 9 de diciembre-, Otazu dice que "para nada vamos a hacer daño a Durango". "Aquello es una mole con 60 años de historia, por allí pasan 100.000 personas y nosotros somos una feria diferente; queremos sacar nuestra temática, nuestros fondos, y aquí hay gente que no va a Durango, editores y colectivos que no publican en euskera ni temas vascos; habrá productos en euskera, en castellano, en francés...".

contenidos La 2ª Feria de la Edición del libro, el disco y otros soportes de Navarra estará adaptada a los rigores del clima y contará con un escenario donde se presentarán libros, discos, revistas y donde se ofrecerán charlas y otros contenidos. "Nuestro objetivo es incrementar las cifras de asistencia y dar a conocer la asociación, que se convierta en referente para que acuda a nosotros todo el que esté editando ya o quiera editar". En ese sentido, su intención es ofrecer charlas y actividades a lo largo del año para convertirse en un agente más de la cultura en Navarra.

algunos datos

La asociación. Denonartean, Igela, Lamiñarra, Mintzoa, Pamiela, Txalaparta y Txoria Errekan componen la Asociación de Editores Independientes de Navarra.

70 metros lineales. Es lo que ocuparán los puestos de la feria.